domingo, 5 diciembre 2021 09:38

Díaz muestra su respeto por la protesta pacífica y apoya a ‘Kichi’

el corte ingles

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha señalado que el regidor de Cádiz, José María González ‘Kichi’, es un «gran alcalde» y está velando por los puestos de trabajo de su ciudad ante una situación problemática, como la que atraviesan los empleados del sector del metal.

También ha enfatizado antes de reunirse en Madrid con el expresidente brasileño Lula da Silva su «respeto» y «empatía» ante los trabajadores y colectivos, que «de manera absolutamente pacífica» se manifiesten en defensa de sus derechos.

«‘Kichi’ es un gran alcalde y está velando por los puestos de trabajo de su ciudad, como haría cualquier alcalde que está ante una situación problemática», ha manifestado a los medios de comunicación, preguntada sobre la posición del regidor y si entendía que azuzaba las protestas con sus recientes declaraciones sobre el conflicto con los empleados del metal.

El regidor gaditano acompañó ayer a los manifestantes del sector del metal, en huelga indefinida, ante una protesta a las puertas de la subdelegación del Gobierno, y dijo desde un megáfono: «Hemos tenido que meterle fuego para que en Madrid se fijen en nosotros, y eso es una lástima».

De esta forma, ‘Kichi’ arengó también la lucha de estos empleados al afirmar ante ellos que «llevan décadas y décadas de enganchar un contrato precario con otro» lo que es violencia sistemática».

«RESPECTO» Y «EMPATÍA» A LA PROTESTA PACÍFICA

Cuestionada sobre las diferentes movilizaciones previstas en el país por diversos colectivos, Díaz ha defendido que «siempre hay que escuchar mucho a la ciudadanía» y que, por su parte, siempre mostrará «respeto» a los trabajadores que, «de manera absolutamente pacífica», defiendan sus derechos.

Unos derechos que, tal y como ha relatado la ministra de Trabajo, pertenecen a la gente y ha costado mucho conseguir en este país. Por tanto, ha reiterado su «respeto» y «empatía» a las protestas, siempre que se desarrollen de forma pacífica.

Finalmente, ha mostrado su «enorme satisfacción» por poder reunirse con Lula da Silva, dado que es un referente de la defensa por la «justicia social, los derechos humanos y la democracia en el mundo».