martes, 30 noviembre 2021 23:09

El Rey Felipe VI asegura en los Jaume I que es «tiempo de ciencia con más urgencia que nunca»

El Rey Felipe VI ha destacado el «excelente talento científico, innovador y emprendedor» de los galardonados con los Premios Rey Jaume I, en una ceremonia en la que ha puesto en valor la apuesta por una ciencia «decidida y de largo alcance», que se ha visto «acelerada» por una pandemia marcada por la «esperanza» de la vacunación, proceso en el que España es «líder internacional».

Don Felipe se ha pronunciado en estos términos durante su intervención en la ceremonia de los Premios Rey Jaume I 2021 que se ha celebrado este viernes en la Lonja de los Mercaderes de València. Ha estado acompañado por la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant; el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, y por el alcalde de València, Joan Ribó, entre otras autoridades.

En la ceremonia se han entregado los galardones a los premiados de las seis categorías: Premio Rey Jaume I Investigación Básica a Licia Verde; Premio Rei Jaume I Economía a Antonio Cabrales; Premio Rei Jaume I Investigación Médica a Eduard Batlle; Premio Rei Jaume I Protección del Medio Ambiente a Fernando Valladares; Premio Rei Jaume I Nuevas Tecnologías a Nuria Oliver; y Premio Jaume I al Emprendedor 2021 a Benito Jiménez.

El Rey, que ha acudido de nuevo al acto tras su ausencia en 2020 –al encontrarse guardando el periodo de cuarentena tras estar en contacto con una persona que había dado positivo en covid-19– ha comenzado su discurso mostrando su felicitación a todos los premiados, cuyo «denominador común» es su «talento extraordinario» y su «apuesta por la innovación como principal catalizador del progreso social y económico de nuestro país».

Felipe VI ha expresado su deseo de que España «será capaz de aprovechar el potencial de la investigación, la innovación y el emprendimiento para construir un futuro mejor para todos los españoles y, especialmente, para los jóvenes, con más y mejores oportunidades para desarrollar su talento en nuestro país y acceder a empleos de calidad».

«Ni la bondad del clima y la suave temperatura del aire, ni la fertilidad de la tierra y la riqueza de sus cosechas son suficientes para agrandar un país, si le faltan hombres sabios, que forman su reputación y provean a todas las necesidades de la vida con el filón inagotable de sus conocimientos», ha expresado el Rey en valenciano.

«CON MÁS URGENCIA QUE NUNCA»

Felipe VI ha defendido que «es tiempo de ciencia con más urgencia que nunca» y ha subrayado la necesidad de una política científica «de largo alcance» y una sociedad «conectada con la ciencia y las tecnologías». «Hoy podemos afirmar que, aunque queda mucho espacio de mejora, España avanza en esta dirección», ha destacado.

Precisamente, ha puesto en valor que la pandemia «ha sido la que ha acelerado este avance» y la «esperanza» de la vacunación contra la Covid-19: «Descubrir la vacuna, desarrollarla, fabricarla e inmunizar a la población ha sido la prioridad y la urgencia que ha conectado a la comunidad científica e innovadora, a las empresas, a las Administraciones públicas y a la ciudadanía para remar juntos hacia una meta compartida».

En este sentido, ha destacado el «esfuerzo colectivo» de España que ha convertido al país en «líder internacional de vacunación y, con más del 90 por ciento de la población diana vacunada, nos ha hecho merecedores del reconocimiento de la OMS». «Hoy podemos sentirnos orgullosos de España», ha expresado, al tiempo que ha subrayado que la ciencia española «es referente de excelencia internacional».

También ha expresado su «orgullo» de los emprendedores y empresas que «arriesgan introduciendo la investigación y la innovación, elementos clave para crecer aportando valor a nuestra economía y a nuestra sociedad», y ha puesto el ejemplo de la farmacéutica catalana Hipra que «está más cerca de lanzar la primera vacuna española contra la Covid-19», un «ejemplo modélico de la necesaria colaboración público-privada en I+D+i».

Así, ha instado a las instituciones públicas a «seguir ayudando a que avancen la ciencia y la innovación, dotándoles de recursos, brindando seguridad jurídica a las actividades de la I+D+I, proporcionando empleo, estabilidad y facilidad a los investigadores e innovadores en toda su trayectoria y favoreciendo la conexión del ecosistema innovador con la sociedad, su principal demandante y beneficiaria». «Acercar la cultura científica a las personas es también esencial para conseguir una sociedad capaz de tomar mejores decisiones», ha remarcado.