jueves, 9 diciembre 2021 07:00

Villacís: «El partido liberal de España es fundamental para no tener que depender de la polaridad»

La vicealcaldesa del Ayuntamiento de Madrid y miembro de la ejecutiva de Ciudadanos (Cs), Begoña Villacís, ha defendido este sábado, en Palma, que «el partido liberal de España es fundamental en un Estado de Derecho para no tener que depender de la polaridad».

Según ha informado Villacís, en declaraciones a los medios, en la primera convención política de Cs Baleares, «el partido liberal de España es fundamental para no tener que depender de la polaridad, que no hace política sino que se dedica a lanzar frases lapidarias».

«Cs no está en política, sin embargo, para hacer espectáculo, sino para demostrar que otra forma de gobernar es posible, tal y como se ha hecho, por ejemplo, en Madrid, al bajar los impuestos mientras se aumenta el gasto social», ha añadido y ha afirmado que, por ello, «es un partido diferente a los demás».

En este sentido, ha considerado que «Cs se está fortaleciendo poco a poco porque se ha llegado a un punto de inflexión donde la gente está viendo como se está reproduciendo lo que ocurría en el año 2015, cuando el bipartidismo era fuerte y, entonces, se repartían jueces y televisiones, ahora vuelven a creerse fuertes y caen en lo mismo», ha lamentado.

Por este motivo, ha considerado «fundamental» la presencia de un partido liberal como Ciudadanos «en un Estado de Derecho como el que es España» porque «hace mejores a partidos tales como al PP, que cuando compite con Cs tiene que ejercer de verdad la regeneración, y al PSOE, con el que se han firmado acuerdos para bajar impuestos».

EL PAPEL DE CS EN LUGARES CON «AMENAZA» NACIONALISTA

Por otro lado, Villacís ha considerado que «es muy importante poder respaldar esta jornada el proyecto de Cs en Baleares, porque si este partido es importante e imprescindible en toda España, lo es aún más en aquellos lugares donde existe la amenaza nacionalista».

Así, ha lamentado que, por ejemplo, en Valencia, tal como ha dicho el portavoz concejal de Cs en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, en su ponencia sobre ‘Municipalismo: escucha activa’, haya quienes etiqueten con pegatinas amarillas los comercios donde no se habla valenciano.

MADRID, UNA CIUDAD «LIBRE» GRACIAS A UN GOBIERNO «LIBERAL»

«Pediré a todos los concejales de Madrid llevar durante el próximo plenario pegatinas amarillas como muestra de repulsa a este hecho que es un caso de discriminación insólito, uno más de discriminación y segregación, que no se puede pasar por alto», ha avanzado, a la vez que ha asegurado sentirse «orgullosa de ser la vicealcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, un lugar donde no importa de donde vengas, que idioma hables, ni como rotules tu comercio».

«A diferencia de otras ciudades, en Madrid se respira libertad por poner en práctica políticas útiles, que es lo que está haciendo el Ayuntamiento de Madrid, con un gobierno liberal, donde por primera vez se ha incrementado el gasto social en 1.000 millones de euros y se ha acumulado ahorros de impuestos por valor de 500 millones», ha defendido Villacís, quien ha matizado, no obstante, que «no solo es una ciudad libre por bajar impuestos sino porque no discrimina y permite vivir en paz, siendo quienes quieran ser, a todas las personas que la pisan».

«LO IMPORTANTE NO ES CON QUIÉN SE PACTE, SINO PARA QUÉ»

Finalmente, ha asegurado que «lo importante es que el centro esté fuerte porque es, entonces, cuando se propician acuerdos como el que se conoce como Pacto de la Villa, donde en se sentaron tanto Ortega Smith (Vox) como Rita Maestre (Más Madrid)».

«Es positivo que escenarios como este se produzcan y para ello hay que atraer a la moderación a la ciudadanía», ha hecho hincapié Begoña Villacís para añadir que «Cs ha demostrado su capacidad de pacto y de negociación, con todos, que lo importante no es con quien se pacte, si no para qué».

«En Madrid, por ejemplo, pese a los acuerdos alcanzados con Vox no se ha destinado ni un euro menos a la lucha contra la violencia de género. En definitiva, no ha costado ningún precio a la democracia», ha sentenciado.