jueves, 2 diciembre 2021 10:18

‘Génova’ pide «luz y taquígrafos» con la financiación autonómica

La dirección nacional del PP considera que la negociación de la financiación autonómica debe producirse «con luz y taquígrafos», «en igualdad de condiciones» y sin «privilegios», teniendo en cuenta tanto las necesidades de las comunidades que tienen «más crecimiento poblacional» como las de aquellas con menos habitantes y «más envejecidas», según han señalado fuentes ‘populares’.

El líder del PP, Pablo Casado, ha designado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez-Feijóo, como coordinador de los ‘barones’ del Partido Popular ante las Conferencias de Presidentes que se van a celebrar y que abordarán un listado más amplio de asuntos, más allá de la financiación autonómica.

En principio, la próxima Conferencia de Presidentes tendrá lugar a principios de 2022 en la isla de La Palma, y habrá una reunión de este tipo cada seis meses, según anunció el pasado fin de semana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Este martes, Feijóo ya ejercerá como anfitrión en la reunión que se celebra en Santiago con ocho presidentes autonómicos (de varios partidos) que piden que prime la dispersión de la población en la reforma del modelo de financiación.

En esta cita, denominada ‘Cumbre de Santiago’, los presidentes de Galicia, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Cantabria y Asturias intentarán buscar una posición común en la negociación sobre la renovación del sistema de financiación.

UNA FINANCIACIÓN «JUSTA» Y «SIN PRIVILEGIOS»

La víspera de ese encuentro, fuentes de la dirección nacional del PP han señalado que ‘Génova’ lo que reclama es que «no haya privilegios para los nacionalistas ni para los socios de Pedro Sánchez».

Se trata, prosiguen, de que sea «una negociación con luz y taquígrafos» y «en igualdad de condiciones» porque «no puede haber privilegios». «Apostamos por una financiación autonómica justa», apostillan.

En este sentido, fuentes de la dirección del PP han resaltado que lo que solicitan al Gobierno es que se aborden las necesidades para fortalecer los servicios públicos de las comunidades autónomas «que tienen más crecimiento poblacional y, a su vez, también de las más envejecidas y despobladas, a las que les cuestan más esos servicios públicos».

Además, desde ‘Génova’ recalcan que «todo ello debe ir acompañado de la eficiencia de esos servicios y de la reducción del despilfarro innecesario» que, según estas fuentes, es «marca de la casa del Gobierno de Pedro Sánchez».

LOS GRUPOS EN LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

El debate de la financiación autonómica ya ha visualizado varios frentes. Aparte de estas ocho autonomías que se reúnen en Santiago –que perfilan un documento que reclama la financiación del coste real de los servicios–, las autonomías del arco mediterráneo, Andalucía, Murcia y la Comunidad Valenciana, defienden una reforma en la que se prime el criterio de población ajustada.

También se encuentran comunidades como Baleares, Cataluña y Madrid, que buscan una reforma del modelo de financiación autonómica que tenga en cuenta el denominado principio de originalidad en la aplicación de las medidas de nivelación.