miércoles, 1 diciembre 2021 03:09

El primer temporal invernal dejará nevadas intensas por debajo de 800 metros

La semana estará marcada por el tiempo frío e inestable con la llegada del primer temporal invernal de la temporada con nevadas por debajo de los 800 metros que podrían llegar a los alrededores de la ciudad de Madrid la próxima noche y madrugada, aunque en este caso no sería muy copiosas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La causa de esta inestabilidad es la entrada de una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) por el norte peninsular, procedente de latitudes altas, que podrá evolucionar durante los días siguientes a una borrasca fría.

En niveles bajos se producirá la entrada de una masa de aire muy frío de origen polar que permanecerá varios días en el entorno de la Península y Baleares. Como consecuencia de ello, a partir de hoy, se prevé un cambio drástico del tiempo, consistente en precipitaciones de nieve en cotas relativamente bajas en amplias zonas de la Península, precipitaciones intensas y persistentes en el norte y cuadrante nordeste peninsular, así como un descenso brusco de las temperaturas.

Así, es muy probable que se produzcan lluvias intensas, especialmente el nordeste peninsular, y nevadas copiosas no solo en zonas de montaña, sino también en cotas relativamente bajas por debajo de los 1.000 metros.

Este tiempo se mantendrá probablemente durante buena parte de la semana, ya que es posible que el jueves llegue una nueva borrasca, aunque la incertidumbre en la predicción es muy alta y el escenario más probable es que la borrasca se aleje hacia el este y llegue por el norte a la Península un nuevo pulso de aire frío. Así, se espera que el tiempo invernal se mantendrá al menos hasta el final de la semana.

Canarias queda, de momento al margen de esta situación, pero a partir del jueves aumentará la inestabilidad también en el archipiélago, con posibles lluvias intensas, especialmente en las islas occidentales.

Lo más destacado de este lunes con la llegada del aire frío y la DANA ya sobre la península será el descenso térmico en algunos puntos de la zona centro que llegará a ser de hasta 6 u 8 grados. Con respecto a los valores del domingo, también serán fenómenos para tener en cuenta la lluvia y la nieve.

Las lluvias serán localmente fuertes y persistentes en el Cantábrico sur de Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana y en Baleares, y la cota de nieve bajará hasta unos 800 a 1.000 metros en el oeste y centro peninsular e incluso es posible que la cota sea localmente inferior en el este de la Península.

El lunes la cota de nieve será todavía un poco más alta y las mayores nevadas de este día del lunes se producirán en la Cordillera, Cantábrica y sistemas Ibérico y Central.

En zonas llanas del sur de Castilla y León podrían acumularse cuatro centímetros de nieve, también en puntos de la provincia de Guadalajara y incluso en la Comunidad de Madrid, donde no es descartable que se acumule durante la tarde noche del lunes y madrugada del martes dos centímetros de nieve a partir de 800 metros y puntualmente por debajo. No se descarta que pueda nevar en los alrededores de Madrid capital, aunque no sería en «ningún caso una nevada muy copiosa», según ha informado Ruben del Campo, portavoz de la Aemet.

Donde comenzará a nevar con intensidad será el entorno al Sistema Ibérico en La Rioja, Zaragoza y Teruel ya desde este lunes, donde podrían acumularse veinte centímetros de nieve en veinticuatro horas a partir de unos ocho cientos metros de altitud.

Esta acumulación de nieve supone un riesgo meteorológico importante por lo que se ha activado el aviso de nivel naranja en La Rioja, Zaragoza y Teruel.

MAÑANA MARTES, EL DÍA MÁS ADVERSO

El martes ya se habrá formado la borrasca fría, cuyo centro se situará en el este de la Península y probablemente sea el día más adverso. Dentro de esta situación invernal continuarán las nevadas copiosas en la Cordillera Cantábrica, Sistema, Ibérico y Pirineos, así como de forma más débil en zonas llanas de la meseta, donde ya había comenzado a nevar el lunes.

Estas nevadas continuarán el martes de madrugada y a lo largo del día subirá algo la cota de nieve, que oscilará entre los 800 y 1.200 metros, según las zonas.

Por otro lado, el martes también habrá que prestar atención a las lluvias, que pueden ser fuertes, persistentes y acompañadas ocasionalmente de tormenta en el norte de la Comunidad Valenciana, en Cataluña, en Baleares y en el entorno de la cuenca del Ebro.

En estas zonas podrían acumularse veinte litros por metro cuadrado en una hora y entre cuarenta y ochenta litros por metro cuadrado en doce horas. Incluso en el sur de Cataluña las lluvias podrían ser muy fuertes, llegándose a acumular cincuenta litros por metro cuadrado en tan una hora y ciento veinte litros por metro cuadrado en doce horas.

Esto supone la activación del aviso del nivel naranja por riesgo meteorológico importante en la provincia de Tarragona.

Además, este martes habrá que tener en cuenta el viento que soplará con rachas fuertes en amplias zonas de la Península, incluso rachas muy fuertes superiores a los ochenta kilómetros por hora en el litoral mediterráneo catalán.

Las temperaturas continuarán bajando, así que se trata de una jornada plenamente invernal con heladas en zonas de montaña y del centro peninsular.

El miércoles continuará el ambiente inestable, ya que seguirán las precipitaciones en amplias zonas de la Península, especialmente en el norte, centro y este, así como en Baleares. Aunque en general estas precipitaciones ya serán menos intensas que el martes.

Todavía serán persistentes y de cierta intensidad en el Cantábrico, con chubascos además localmente fuertes en Cataluña, Comunidad, Valenciana y Baleares, sobre todo en las islas Pitiusas.

Continuarán las nevadas por encima de los ocho cientos a mil metros en los entornos de los sistemas Central e Ibérico, por lo que de nuevo podría nevar en zonas llanas, aunque ya subiendo la cota hasta unos mil dos. En cuanto a las temperaturas, éstas bajarán en la mitad oriental peninsular y subirán en la occidental.

La formación de una nueva área de bajas presiones daría lugar a precipitaciones en la mitad occidental, principalmente con unas temperaturas diurnas que tenderán a subir, con las nocturnas en descenso y heladas en amplias zonas del interior, sobre todo en el norte y centro peninsular.

Seguirá por tanto, el ambiente invernal con temperaturas inferiores a las propias para la época y en cuanto a Canarias, predominarán los cielos poco nubosos en las islas occidentales.

A partir del jueves la inestabilidad irá en aumento, con precipitaciones que podrán ser localmente fuertes y el viento soplará con intensidad, sobre todo en cumbres.

Ante esta predicción meteorológica para los próximos días, la AEMET recomienda un seguimiento más detallado y actualizado de esta situación atmosférica a través de sus predicciones y avisos de fenómenos adversos.