sábado, 27 noviembre 2021 19:04

La comida de los perros, por Wolves Legacy Dog Food

Se ha instalado un error popular bajo la pregunta de qué no pueden comer los perros y qué comen los perros. En ese contexto, los expertos en nutrición de Wolves Legacy Dog Food resuelven todas las dudas. Mucho se habla en estos días de los alimentos procesados y sus efectos dañinos para la salud, y eso se hace extensivo a las mascotas. Estos profesionales explicarán qué come un perro, pero antes analizan un sencillo ejemplo en los humanos.

La persona A desayuna todo natural, un buen plato de patatas fritas caseras, un par de huevos fritos y beicon frito, con un buen pan casero. Es todo natural: las patatas cultivadas en su huerta, el aceite menos refinado, los huevos de su propio gallinero y el beicon comprado en una aldea, junto con el pan casero, donde el cerdo fue criado de modo natural. Se puede decir que esa persona A tiene una alimentación natural.

Luego se hablará de qué no pueden comer los perros, pero antes los expertos analizan a la persona B. Esta persona come todo procesado. Leche vegetal fortificada con hierro y vitaminas y tortas de arroz integral con quinoa untadas con humus adquirido en el súper. También come manzana Fuji, que proviene del cruce de dos variedades creadas artificialmente como son las manzanas Ralls Genet y Red Delicious.

Sea o no sorprendente, la persona B tiene mejores analíticas que la persona A. Una vez aclarado que no todo lo natural es necesariamente bueno, ni todo lo procesado es necesariamente malo. En ese contexto, hay que hablar de qué comen los perros.

Puede parecer extraño, pero si se observa el aparato digestivo canino, desde la boca, cuya función es solamente cortar y tragar, hasta su limitado estómago y reducido sistema de glándulas, necesita que alguien acondicione los alimentos antes de consumirlos. Entonces, ¿Quién procesa los alimentos que comen los perros? Las presas. Son ellas las que tiene una boca con movimiento lateral y muelas con meseta para formar bolo alimenticio. Tienen cuatro estómagos para distintos procesos de los nutrientes. Pueden cortar con la amilasa y otras enzimas las cadenas largas de polisacáridos y convertirlas en azúcares simples. Es por eso que para todos los que piensan que los perros comen comida natural como carne, huesos y verduras cortadas y ralladas, pueden resultar sorprendentes varios aspectos. Para empezar, las verduras que su dueño corta y ralla con tanto trabajo, irán a las deposiciones sin poder asimilarse. Además, la carne podrá ser asimilada, pero no tiene todo lo que el perro necesita, por lo que es normal verle comer desesperado los excrementos de caballos o vacas cuando se pasea por el campo, es decir que el perro está buscando allí, en esos excrementos, los nutrientes que la presa hubiera procesado con su aparato digestivo. Por último, los huesos desgastarán o incluso romperán prematuramente los dientes, y además podrán acumularse en su aparato digestivo hasta causar graves lesiones o incluso la muerte.

Todos los interesados en saber qué come el perro, pueden acceder a la página web de Wolves Legacy para obtener más información.