miércoles, 1 diciembre 2021 08:03

El PSOE acusa a Casado de buscar beneficio partidista con las manifestaciones policiales

El PSOE ha acusado este miércoles al líder del PP, Pablo Casado, de utilizar a los policías y guardias civiles para «atacar» al Gobierno y de pretender lograr réditos electorales con su apoyo a las protestas que han iniciado contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana. Además, le han afeado que fue el Gobierno de Rajoy el que utilizó a la Policía montando «un entramado» para «tapar la corrupción» del PP, en referencia a la operación ‘Kitchen’.

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Héctor Gómez, ha subrayado el compromiso de su partido con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha dejado claro que no van a «permitir que determinadas formaciones políticas abanderen su defensa con un interés partidista».

De su lado, el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Felipe Sicilia, ha acusado a Casado de utilizar a los agentes contra el Gobierno y se ha encargado de recordarle no sólo la ‘Kitchen’ sino también los «incumplimientos» del Gobierno de Rajoy con la Policía y la Guardia Civil.

Así, le ha avisado de que «llega tarde» cuando pide más efectivos porque el Gobierno ya los ha aprobado y le ha recriminado que el Ejecutivo de Rajoy firmara la equiparación salarial pero no un presupuesto para ella o el estado en que dejaron muchas comisarías y casas cuartel por falta de inversión.

FALSEDADES SOBRE LA REFORMA

Tras mostrar su absoluto respeto por el derecho de manifestación de los agentes, Sicilia ha defendido las bondades de la reforma de la ‘Ley Mordaza’ que se tramita en el Congreso y ha querido desmentir las «falsedades» que, a su juicio, se están diciendo sobre la misma.

Sicilia, que es funcionario del Cuerpo Nacional de Policía, ha recalcado que el PP «impuso» la ley aún vigente con el «rodillo» de su mayoría absoluta y que lo hizo para «recortar derechos». Ahora, según ha explicado, se quiere cambiar para despejar las «dudas» que contiene para el ejercicio del derecho de manifestación y contemplar nuevas realidades como las convocatorias espontáneas mediante Redes sociales.

También ha comentado que la reforma permitirá a los policías ejercer su labor con mayores garantías jurídicas, por ejemplo, respecto a las identificaciones, y ha tachado de «falso» que con la nueva norma se vayan a poder difundir imágenes de uniformados si éstas suponen un riesgo para su seguridad o la de sus familias.

Asimismo, ha negado que se vaya a eliminar la «presunción de veracidad» en los atestados, señalando que esta se mantiene pero que deberá ser «coherente», como sucede cada vez que se toma declaración en el marco de una instrucción o también en los juzgados.

Por último, Sicilia ha subrayado que tampoco es cierto que se vaya dificultar el uso de material antidisturbios. Así, ha indicado que cualquier actuación policial deberá responder a criterios de «proporcionalidad» y que la recomendación de utilizar el material menos lesivo no impedirá que se recurra a elementos antidisturbios si se considera oportuno.