domingo, 28 noviembre 2021 14:45

Las catástrofes naturales costaron 12.067 millones en los últimos cinco años en España

Las catástrofes naturales costaron 12.067 millones de euros en España entre 2016 y 2020, lo que supone un gasto medio anual de unos 2.312 millones de euros, según datos del informe anual ‘El coste de las catástrofes’, de Fundación Aon, que señala que los más significativos fueron las DANAS, inundaciones y temporales en el Mediterráneo y temporales de nieve fueron las catástrofes más significativas.

El estudio, presentado en el VI Simposium del Observatorio de Catástrofes organizado por Fundación Aon y la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, alerta de que la brecha entre los daños asegurados y los no asegurados es del 45 por ciento. Se trata de la primera vez que se realiza en España un estudio de estas características.

En la inauguración de la jornada, celebrada en la Escuela Nacional de Protección Civil y Emergencias, el director de Protección Civil, Leonardo Marcos ha destacado la importancia de este encuentro que consolida la colaboración cada vez más estrecha entre el Sistema Nacional de Protección Civil y el sector de los seguros en España.

En ese periodo analizado (2016-2020) el que tuvo un mayor impacto económico fue 2019, con 3.120 millones de euros de coste, seguido por 2020, con 2.616 millones de euros. El tercer puesto es para el año 2018, con un coste en catástrofes de 2.438 millones de euros; seguido en cuarto lugar por 2017, con 2.284 millones de euros y 2016, con 1.610 millones de euros.

El informe ha sido elaborado por Fundación Aon España en colaboración con Protección Civil, liderado por Aon Reinsurance Solutions y ha contado con la participación de UNESPA, el Consorcio de Compensación de Seguros, Agroseguro, ICEA, Cruz Roja Española, la UME, la Fundación ONCE e investigadores de la Cátedra de Catástrofes de la Fundación Aon.

En la jornada, el presidente del Observatorio de Catástrofes, Pedro Tomey, ha presentado el estudio, que ha sido elaborado con la Universidad de Navarra y que incluye datos tanto de las administraciones públicas como de las aseguradoras. Además, se ha presentado el Barómetro Anual de las Catástrofes, que contendrá registros estadísticosde los desastres ocurridos en España en el año anterior.

Los cálculos de costes incluyen la repercusión en las partidas presupuestarias, subvenciones y ayudas, el impacto en las economías domésticas y en el sector agrícola. Por sectores, el sector agrícola fue el más afectado con un 35 por ciento de las pérdidas.

Las economías domésticas soportaron el 31,6 por ciento del total. Así, las partidas presupuestarias de Protección Civil, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y Cruz Roja, sumadas a las subvenciones de ayuda de Protección Civil supusieron un 4,13 por ciento del total.

Por otro lado, el estudio refleja que el coste asegurado en las catástrofes analizadas ascendía a 6.290 millones de euros, el 41,3 pro ciento del total, con un promedio de 1.258 millones de euros al año.

En total, la protección ofrecida al sector agrario supuso un 38,38 por ciento del total y para el resto de los sectores la cobertura fue del 20 por ciento.

Asimismo, indica que el coste no asegurado alcanzó los 5.274 millones de euros, lo que supone que la brecha de protección -daños asegurados frente los no asegurados- es del 45,6 por ciento de media en ese lustro.

Para paliar las catástrofes, las subvenciones y ayudas entregadas por Protección Civil de 2016 a 2020 sumaron un total de 32 millones de euros, con un coste medio anual de 6,56 millones de euros. Asimismo, las partidas presupuestarias de Protección Civil, la UME y la Cruz Roja ascendieron a 438 millones de euros, es decir, un promedio de 87,8 millones anuales.

DANAS, INUNDACIONES Y TEMPORALES

Respecto al tipo de catástrofe natural, encabeza la primera posición del ranking económico entre 2016 y 2020 la DANA (lluvias torrenciales) de septiembre de 2019 en Alicante y Murcia, con 1.319 millones de euros de impacto, seguida del temporal de enero de 2020 en toda la Península, que tuvo un coste de 843 millones de euros.

La tercera catástrofe natural con los daños más cuantiosos fueron las inundaciones y los temporales de diciembre de 2016 y que afectaron al sureste de España y que conllevaron un coste de 272,72 millones de euros.

De los 12.067 millones, diez concentraron 3.540 millones de euros de daños y pérdidas, es decir, el 30,5 por ciento del total.

Aunque se excede del periodo analizado (2016-2020) el informe sobre catástrofes dedica un capítulo especial al impacto provocado por el temporal ‘Filomena’, que tuvo lugar en el mes de enero de 2021. El estudio calcula que el coste económico fue de 1.157 millones de euros, de los que menos de la mitad, 505 millones estaban asegurados y el resto no lo estaban, lo que se traduce en un impacto negativo de más de 1.100 millones de euros.

No obstante, los datos sobre los daños provocados por ‘Filomena’ aún no están cerrados por lo que los costes podrían ser incluso superiores.

Durante la clausura de la jornada, en la que han participado representantes de diversos organismos e instituciones como la propia Dirección General de Protección Civil y Emergencias, el Consorcio de Compensación de Seguros, la Unidad Militar de Emergencias o Cruz Roja Española, se han analizado no solo los eventos extremos del periodo analizado sino también los daños provocados por Filomena así como los que está provocando la erupción volcánica en La Palma.

El simposio ha sido clausurado por la subsecretaria del Interior, Isabel Goicoechea, que ha agradecido a Fundación Aon haber elegido la Escuela Nacional de Protección Civil para la presentación que es un lugar de reflexión de lo que debe ser un modelo «coordinado de avance y crecimiento hacia una sociedad mejor, más justa y más segura».

Por último, ha destacado la importancia de estudios sobre costes económicos de las catástrofes económicas en España que permitirán disponer de datos precisos sobre causas y consecuencias. «Los datos son el germen de las decisiones. Sin datos carecemos de base para conocer la realidad y sin esa base difícilmente puede construirse con solidez un sistema destinado a prevenir, proteger y reparar los daños causados por las catástrofes», ha concluido.