miércoles, 1 diciembre 2021 08:19

Yolanda Díaz no quiere a Ada Colau ni en pintura en su nuevo proyecto político

La vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz ya está preparando el terreno para las elecciones generales. La idea que sopesa el entorno más cercano de Díaz es la de obedecer los consejos de Iván Redondo y montarse por su cuenta una plataforma independiente que sea capaz de integrar a todos los partidos de izquierdas, como Podemos o Izquierda Unida. El problema es que hay gente que se cree que irá en primera línea y que no llegará ni a las bases del nuevo partido, si es que finalmente se crea. Mientras que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llama a al puerta de Yolanda para ir en las listas, el entorno de Díaz deja claro que la vicepresidenta no la quiere ni en pintura en su equipo por varias razones. Entre otras, que cree que no aporta nada a nivel electoral y que su «independentismo» militante no ayudaría en los comicios.

La alcaldesa de Barcelona quiere salir en todas las fotos junto a la ministra de Trabajo pero Yolanda no quiere que salga de la Ciudad Condal. De hecho, Díaz ya dejó claro en unas declaraciones que el sitio de Colau era Barcelona porque no quiere que su nacionalismo salpique su plataforma. Pese a que se busca integrar a las formaciones independentistas de izquierdas dentro de la plataforma de Díaz, la ministra de Trabajo no quiere incluir a Colau en las listas pese a que es una de las pretensiones más conocidas de la regidora. Pero el entorno de Díaz avisa: por mucho que salga en la foto, no conseguirá un puesto notable dentro de esta plataforma. No si depende de Díaz. Y no porque no habrá cabida en primera línea para reconocidos independentistas.

La popularidad de Colau se desploma por segundos. La mayoría de sus proyectos estrella han caído en desgracia y Barcelona no es precisamente una ciudad mejor tras el paso de la alcaldesa progresista. A todo esto hay que añadirle esas lágrimas que derramó cuando los independentistas la increparon. Colau siempre se ha mantenido en una aparente equidistancia sin que nadie se crea que el sentimiento nacionalista catalán de la alcaldesa pesa más que sus ideas. Estas razones han empujado a Díaz a no querer a Colau en su proyecto y a no contar con ella para la plataforma que prevé montar en 2023 y para la que ya se han empezado los contactos con otras formaciones de izquierdas como Más Madrid, Podemos o Izquierda Unida.

El proyecto de Díaz pretende integrar a todas las sensibilidades. Desde el BNG hasta Podemos pasando por Más Madrid. Por supuesto, Errejón está buscando la forma de que su partido entre con Yolanda a las generales mientras él busca la forma de pisar moqueta en el Ayuntamiento de Madrid. Y como Errejón, hay más dirigentes autonómicos que están en conversaciones con Díaz para entrar en su formación independiente que se desprenderá del color morado. El problema es que el polvorín que representa Cataluña podría traer el caos a la nueva plataforma al igual que hizo con Podemos, tal y como pasó con figuras polémicas como la de Albano Dante Fachín.

Es Ada Colau la que no ha dejado de vender su partido a Yolanda. De hecho, ella asume un segundo plano dentro de esta nueva formación en caso de que la ministra de Trabajo decidiera lanzarse a la piscina. Sin embargo, el entorno de Díaz deja claro que aunque la alcaldesa insista en que quiere estar dentro de ese nuevo «sujeto político» que montará Yolanda Díaz, la regidora no tendrá hueco dentro del partido.

Que Colau se quiere mudar a Madrid es vox populi, pero no hay hueco para ella en la plataforma de Yolanda Díaz

Ya no es que Yolanda no cuente con los comunes para su partido. Se trata de que no quiere una figura como la de Colau en su entorno político. Ni siquiera en las listas, pues estar en los veinte primeros puestos garantizaría un sitio en el Congreso. Que Colau se quiere mudar a Madrid es vox populi, pero no hay hueco para ella en la plataforma de Yolanda Díaz.

Los guiños de Colau a Yolanda son incansables. Cada vez que le ponen un micro por delante, la alcaldesa se deshace en elogios hacia la ministra de Trabajo. Este empalagoso estilo de Colau no es nuevo, pues ya lo hizo en su momento cuando consiguió la candidatura a la alcaldía de la Ciudad Condal, pero sí que empieza a incomodar al entorno de Díaz. «Nunca quisiste ser presidenta ni líder mundial, pero te ha tocado. España te necesita», aseguró esta semana pasada Colau. «Yolanda Díaz es el tipo de liderazgo que necesita España», aseguró en otra ocasión. Cualquier momento era bueno para azucarar el oído de Yolanda Díaz. Pero esto no queda aquí. Lo curioso es que mientras que el entorno de Díaz insiste en que no quiere ver a Colau ni en pintura en un proyecto político, la regidora insiste en vender a los medios la buena relación que tiene con la ministra de Trabajo. «Yolanda Díaz es una mujer muy responsable y trabajadora, que lo está haciendo muy bien. Tengo una relación estrecha con ella y sé lo poco que duerme y que trabaja todos los días de la semana», aseguró en una entrevista a eldiario.es. Ahora Díaz duerme poco buscando la forma de decirle a Colau que no cuenta con ella.