sábado, 29 enero 2022 04:46

‘Hombre muerto no sabe vivir’ llega a Fical con «aromas de western»

El Festival Internacional de Cine de Almería (Fical) ha recibido a parte del elenco ‘Hombre muerto no sabe vivir’ del director Ezekiel Montes, para quien su debú en el largometraje tiene «aroma de western» y demuestra que este tipo de cine «desde España y desde Andalucía sí se puede hacer» pese a las «trabas» encontradas «a la hora de levantar financieramente la película».

«Siempre he querido desarrollar mi carrera en Andalucía, pero es cierto que películas de este tipo tienen una difícil entrada a la financiación normal y estándar», ha trasladado Montes, quien ha considerado «curiosa» esta circunstancia a la vista del «elenco artístico» que se ha sumado al proyecto o el «reconocimiento» obtenido a posteriori en festivales de prestigio.

En un coloquio con medio de comunicación después del pase de prensa de ‘Hombre muerto no sabe vivir’ y antes de su proyección a concurso en el certamen ‘Ópera Prima’, el director ha afirmado que cree «importante» que las historias acerca las «cosas que suceden en Andalucía, las contemos andaluces».

«Creo que nos acercamos ya con un respeto y un conocimiento importante», ha señalado, si bien ha abogado por que, «más allá de eso», las historias «sean universales, aunque contada desde la pasión y la raza que tenemos».

En esta línea, ha remarcado que, aunque la película «está impregnada de Andalucía, del carácter y de la fuerza que tenemos», se «entiende» en «cualquier parte del mundo» y ha asegurado que, en perspectiva, es un «milagro» que hayan podido hacerla y que hayan «demostrado» que «sí se puede hacer y con resultados».

El cineasta ha compartido coloquio con los actores Antonio Dechent y Paco Tous, y la actriz Elena Martínez, cuyo «esfuerzo» junto al de sus compañeros a lo largo del rodaje «para sostener» la película ha descrito como «sobrehumano, inconmensurable e incondicional».

A preguntas de los periodistas, Tous ha trasladado que, en la actualidad del cine en España, «es muy necesaria» la «valentía» mostrada por el director para su ópera prima y el «arriesgarse confiando en su producto» mientras que Dechent ha insistido en el «milagro» de haber «conseguido hacer un thriller de cine negro de verdad, donde hay espacio para la interpretación, pero negro puro y duro».

Si para su director, «criado» según ha dicho con «Bud Spencer y Terence Hill» ‘Hombre muerto no sabe vivir’ «encuentra la luz en rincones de oscuridad», para Antonio Dechent es un western crepuscular, violento, con escenas desagradables, lleno de verdad, de cuando llega a los poblados de la frontera el vapor y la ley, y de cómo se tiene que luchar contra los nuevos tiempos para mantener unos códigos que están muy bien plasmados en la película».

Por su parte, la actriz Elena Martínez ha subrayado el «regalazo» de un personaje «escrito de forma brutal» pero también «el más difícil que he hecho hasta ahora» en el marco de un «proyecto muy complejo».

«Partíamos de que había un buen guión y de que todas las respuestas estaban en él; yo tenía esa seguridad, unida a un director que quiere a los actores y por eso he tenido las herramientas que han sido adecuadas para llevarlo a cabo», ha trasladado.

Elena Martínez también ha comentado lo que Montes ha descrito como «una situación de debilidad sana» en alusión a compartir espacio con actores consagrados y ha hablado de «un alto nivel» de «autoexigencia», no lo por lo «potente de la historia», si no por «estar a la altura».

«De aquellos para los que era su primera vez, los gitanos de la película, me he retroalimentado de su pasión y de que con ellos no había ni trampa ni cartón, por lo que tenías que darlo de verdad», ha concluido.