martes, 25 enero 2022 08:37

La estela de Alicia Moreno aún pervive en Madrid en forma de contratos a Piccirilli

El Ayuntamiento de Madrid ya estudia el modo de cortar el reguero de dinero público que acaba en manos de la eterna artista de cabecera del Consistorio, Delia Piccirilli. El problema es que desde el Consistorio se sienten algo incómodos al ver cómo la influencia de quien metió a esta artista en la recepción constante de adjudicaciones públicas sigue más que vigente entre los pasillos de Cibeles. Alicia Moreno, quien fue concejal de Artes del Ayuntamiento, fue quien a principios de siglo decidió que Piccirilli era la persona adecuada para recibir una buena cantidad de dinero público por adjudicaciones como por ejemplo organizar la cabalgata de Reyes. El problema es que el hartazgo empieza a notarse en el Consistorio porque no entienden que el fantasma de Alicia Moreno siga influyendo en las decisiones que toma el Ayuntamiento en boca de Andrea Levy.

Piccirilli ha pillado otro contrato público gracias a la mano ancha de Andrea Levy. La artista/ajudicataria será comisaria de un festival que hace que a Iberdrola y Endesa se les iluminen los ojos: LuzMadrid, un evento que pretende iluminar los edificios por un coste público de unos 800.000 euros. Esta concesión ha puesto el nombre de Piccirilli sobre la mesa de más de uno en el PP de Madrid porque ha llamado la atención el hecho de que siga dando tumbos en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de la capital sin que nadie de Génova tenga especiales referencias personales de Piccirilli. Si la artista italiana sigue incrustada en los contratos de los madrileños no es precisamente porque sea una adjudicataria de cabecera del PP, sino porque el fantasma de Alicia Moreno aún aparece por los pasillos del Consistorio.

Piccirilli ha estado con los alcaldes de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, con Ana Botella y ahora con José Luis Martínez Almeida. Que haya perdurado más de veinte años en el Ayuntamiento y que aún Levy confíe en ella para levantar un festival de luces es llamativo. Pero desde el PP insisten en que ellos no conocen especialmente a esta artista. «A Piccirilli la tienen en cuenta gracias a Alicia Moreno», aseguran desde el PP. Una frase que bien se puede emplear en 2005 o en 2021. Y el hecho de que el nombre de Moreno siga salpicando las conversaciones con el PP de Madrid veinte años después incomoda a muchos dentro de Génova. Incluso desde Más Madrid conocen el nombre de la artista de origen italiano. Todos saben que si hay un evento artístico, la sombra de Alicia Moreno le mostrará el camino a seguir en la licitación.

Alicia Moreno actualmente es gerente del Teatro La Abadía. Esto no tendría por qué interferir en los contratos del Ayuntamiento de Madrid, pero su nombre persigue a las concesiones que le dan a la eterna Piccirilli. «Parece que no hay otra artista», aseguran fuentes del PP. Lo cierto es que con algunos altibajos, la relación de Delia Piccirilli con los contratos que saca a licitación el Consistorio es muy íntima. Y sea porque Alicia le mostró el camino en un momento dado o porque la influencia de la también exconsejera de Artes de la Comunidad de Madrid siga vigente en las dependencias de Andrea Levy, lo cierto es que Piccirilli se sigue haciendo de oro con contratos públicos.

Hay fuentes que insisten en que Alicia Moreno sigue teniendo mucha influencia en el Ayuntamiento de Madrid. Moreno se retiró de la política en 2011, con la salida del exalcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, y desde entonces todos dieron por «muerta» su influencia dentro del PP de Madrid. Pero ahora hay quien empieza a pensar debido a las concesiones a la artista italiana que la sombra de Moreno aún podría orientar los contratos de Piccirilli. Pocos se explican que Levy se eche en brazos de esta peculiar artista cuando la concejala apenas ha tenido trato con Piccirilli.

Mientras que desde el PSOE entienden que Piccirilli es la «artista de cabecera» del PP de Madrid, desde la formación del alcalde José Luis Martínez Almeida se alejan de esa afirmación porque entienden que si se le sigue dando contratos a esta artista italiana no es cosa suya. La artista empresaria dueña de Ciudadano Kien, la sociedad a través de la cual se lleva mucho dinero público en forma de adjudicaciones, entretanto, sigue cerca de Levy para coger más y más licitaciones. Lo Reyes están cerca…

LOS CONTRATOS DE CIUDADANO KIEN

Pero Delia no solo es una artista que organiza cabalgatas y festivales de la luz. Vale para todo y Andrea Levy lo sabe. Desde que José Luis Martínez Almeida llegó a Cibeles, Piccirilli no ha dejado de disfrutar de sus contratos públicos. No hablamos de las polémicas que los salpicaban en décadas anteriores, pero sí de que el Consistorio no ha tenido reparos en darle concesiones a su artista de cabecera, quien también es directora de la empresa Ciudadano Kien. Levy, eso sí, ha dado todas sus concesiones a Piccirilli a través de la empresa Madrid Destino, al igual que se ha hecho con el festival LuzMadrid que arranca este 29 de octubre.

Este mismo mes de octubre, Piccirilli ha recibido un contrato público valorado en 98.000 euros para el suministro de una pista de hielo en plaza exterior del Centro Cultural Matadero. Además de cabalgatas, Delia sabe sobre pistas de hielo. Pero el contrato más gordo es un histórico que los lectores no se imaginarán. Andrea Levy ha destinado a través de Madrid Destino nada menos que 192.390 euros para la contratación del servicio de Dirección Artística para la actividad cultural «Navidad 2021». Y sí, esta organización incluyen las famosas cabalgatas de Piccirilli que Madrid ha disfrutado desde que arrancó el siglo.