martes, 25 enero 2022 20:02

La ‘fiebre de los medios’ empuja a los partidos a crear digitales afines

No es solo uno. Los partidos políticos (o más bien la cúpula de los mismos) están algo desesperados con su imagen pública. Saben que dependen de medios de comunicación para esbozarla y no siempre se sienten cómodos con el resultado. Es por esto que el PSOE, el Partido Popular, Unidas Podemos y prácticamente todos los partidos políticos del elenco parlamentario intentan, o bien controlar la línea editorial de medios ya existentes, o bien crear los suyos propios. Podemos ya lo hizo con La Última Hora! y el PSOE colocando a Miguel Barroso en el consejo de administración del Grupo PRISA. Pero ahora otros actores, como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, o el propio Pablo Iglesias han entrado al juego de ver quién crea más medios de comunicación.

El caso de Pablo Iglesias es hasta repetitivo. Podemos se cansó de que les «acosaran», según sus propias palabras, desde los medios de comunicación. Iglesias esbozó su estrategia electoral basándose en que si tenían mala imagen era porque los «poderosos» tenían el control absoluto de los periódicos. Este fue el motivo por el que nació LUH! y es el motivo por el que la formación morada quiere seguir esta línea. Iglesias, que ha durado fuera del juego político algo menos de cuatro meses, ha sido nombrado director del Instituto 25M y ya ha propuesto utilizar este think tank para financiar medios de comunicación afines que contrarreste el efecto de los ya existentes. Vamos, que la idea es que si no pueden controlar la línea editorial (a grandes rasgos) de un medio conocido, lo suyo es crear nuevos periódicos que den ese servicio.

Iglesias, obsesionado con los medios de comunicación desde que asaltó el poder, quiere crear una red de periódicos digitales

La idea del exvicepresidente es trufar las redes sociales y el SEO de las informaciones con diferentes cabeceras afines que cuenten su verdad. La Última Hora! de momento ha servido a Podemos como apoyo para sacar la información que ellos quieren y las versiones que ellos necesitan que vean la luz, pero no es suficiente. Iglesias, obsesionado con los medios de comunicación desde que asaltó el poder, quiere crear y financiar desde el Instituto 25M una red de periódicos digitales que puedab abordar diferentes temas mientras que él ejerce de tertuliano en medios como la Cadena SER, Ara o CTXT.

La labor de Iglesias es la de ayudar al partido en la sombra. El exvicepresidente, según cuentan fuentes de su entorno, no está satisfecho con su paso por la política y se considera a sí mismo más útil desde fuera. Quiere ser un verso libre, algo que ejerce en todo momento en los medios, y sobretodo no quiere el foco sobre sí mismo las 24 horas del día. Algo que tenía cuando era vicepresidente y de lo que se ha librado, en cierta medida, desde que abandonó la política.

En la misma línea está Almeida. El alcalde de la capital ha coqueteado con la idea a través de sus asesores de buscar algún medio que limpie su imagen. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, le está ganando la batalla por el Partido Popular de Madrid y el alcalde ya se ha puesto manos a la obra para ver cómo mejorar su imagen. Prueba de ello es que ha prescindido de su jefe de prensa y ha colocado en puestos de relevancia a periodistas que tienen como objetivo neutralizar las informaciones que atacan al alcalde. Almeida está cansado de que una simple rata sea motivo para que un medio digital saque una noticia y cree que la vía es crear un nuevo medio de comunicación o fomentar su creación.

Luego está la otra vía. La que busca directamente controlar la línea editorial de un periódico ya existente. Esta es la que ha seguido el PSOE con el diario El País y es la que ha llevado al exmarido de la exministra de Defensa Carme Chacón a acabar en el consejo de administración del Grupo PRISA. Su llegada fue un terremoto que apartó al periodista independiente y reconocido Javier Moreno y colocó en su lugar a la conocida periodista Pepa Bueno en su lugar. Ella venía de la radio, pero desde que llegó, el PSOE respira tranquilo a sabiendas de que no habrá grandes sorpresas contra su partido en la portada de este conocido diario.

Internet ha hecho que casi cualquiera pueda montar un medio. Hoy en día incluso los blogs pueden hacer daño a una administración pública dado que pueden sacar las vergüenzas y ponerlas a disposición de todos. Ningún partido funciona sin periódicos que narren sus andanzas. El único partido al que le cuesta más entrar en esta dinámica es a Vox. Este partido mantiene una política hostil con la mayoría de diarios porque consideran que les atacan en todo momento. Aún así, Vox busca a través de influencers y otras vías el llegar a su electorado.