viernes, 28 enero 2022 10:15

El chollo de los nietos de Lezo: así se lucran por gestionar un polideportivo público en Pozuelo

Es un negocio único. El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón se gastó allá por 2008 más de 23 millones de euros en construir un polideportivo llamado Valle de las Cañas. Muchos se escandalizaron al ver que, nada más finalizar la obra, se adjudicó la gestión de las instalaciones a una empresa llamada Grand Slam 5 S.L. que se había creado justo en ese momento y que era propiedad del extenista José López-Maeso. La adjudicación fue un escándalo porque López-Maeso paga todavía como alquiler de ese polideportivo 1.000 euros al mes; a lo que hay que añadir que la concesión es por 40 años. Este tema aún incomoda al Ayuntamiento de Pozuelo porque saben que el contrato se podría rescindir y porque son conscientes de las muchas irregularidades que salpican la adjudicación de la que aún disfrutan los López-Maeso. Pero el escándalo adquiere una nueva dimensión cuando se deja entrever la peculiaridad, tal y como ha podido comprobar MONCLOA.com, de que López-Maeso estaba entonces casado con Nieves Molpeceres, hija de Joaquín Molpeceres, uno de los empresarios investigados en el caso Lezo por sus estrechos lazos con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Ahora quien gestiona el polideportivo es la joven Carla López-Maeso Molpeceres, nieta del famoso empresario.

Aún es común pasear por Pozuelo de Alarcón y encontrarse a Ignacio González en el polideportivo. La concesión del Valle de las Cañas se hizo bajo el mandato del condenado por la Gürtel y exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda. Pero a día de hoy la alcaldesa Susana Pérez Quislant muestra cierto nerviosismo cuando el tema sale a relucir en el Pleno. Lo cierto es que hay partidos que sopesan la posibilidad de llevarlo a la Fiscalía o incluso de reunir los datos necesarios para empujar a los investigadores a rescindir un contrato que se firmó en 2009 y que no acabará hasta 2049. Y entretanto, los López-Maeso Molpeceres pagarán un canon de 1.000 euros al mes por gestionar un polideportivo que además de cobrar una cuota de 62 euros al mes a cada vecino de Pozuelo también gana 100.000 euros anuales por realquilar el Valle de las Cañas al Real Madrid de baloncesto, dado que el equipo entrena en las instalaciones.

Molpeceres
El empresario Joaquín Molpeceres.

Todo queda en familia. Fuentes del Ayuntamiento de Pozuelo dejan claro que todos en el Consistorio y en el Pleno son conscientes de que López-Maeso y la hija de Joaquín Molpeceres, uno de los empresarios más cercanos a Ignacio González y conocido donante del Partido Popular en tiempos de Gürtel, tal y como detalla la UDEF en el sumario del caso Lezo, han hecho el negocio del siglo con la adquisición del polideportivo que dispone de más de 200.000 metros cuadrados. La empresa que lo gestiona, Grand Slam 5 S.L., tiene como administrador único a López-Maeso, pero toda la familia ha ido poco a poco (según cumplían la mayoría de edad) entrando en el negocio de la gestión del famoso polideportivo. El hijo de Nieves y José, Alejandro López-Maeso Molpeceres, entró como apoderado en la compañía en agosto de 2012. Y la hija, Carla, que es quien ahora lleva la voz cantante en la empresa, entró como apoderada algo más tarde, en marzo de este mismo año, 2021. En Grand Slam 5 S.L., una empresa creada en 2007 y sin actividad antes de que saliera la adjudicación del Valle de las Cañas, también hay un tercer apoderado llamado Antonio Jesús Fernández Huerga.

hay voces en el Pleno que piden que se rescinda el contrato

La asociación entre Molpeceres y la gestión del polideportivo suscita cierto nerviosismo en el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. La concesión es de 2008 y desde el Consistorio se lavan las manos echando las culpas a Sepúlveda, bajo quien se hizo esta «escandalosa» concesión de un polideportivo que costó a los vecinos de Pozuelo nada menos que 23 millones de euros (sin tener en cuenta el coste del suelo donde se construyó el complejo, que tampoco sería precisamente barato) y que ahora gestionan los López-Maeso Molpeceres pagando solo 1.000 euros al mes. Pero lo cierto es que esa concesión se hizo por 40 años y hay voces en el Pleno que piden que se rescinda el contrato dado que consideran que es perjudicial para las cuentas del Ayuntamiento y para los propios vecinos que pagan una cuota vergonzosa de en torno a 62 euros al mes a la familia.

Aún así, los López-Maeso Molpeceres quieren evitar que se les vea con mala cara en el municipio y cada año donan algunas cantidades de dinero que rondan los 10.000 euros a causas más nobles (aunque solo suponga un 10% del dinero que ganan con la gestión del Valle de las Cañas).

Algunas voces autorizadas del Consistorio abogan por rescindir el contrato lo antes posible porque es claramente perjudicial para las cuentas del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. Pero más se escandalizan quienes conocen la adjudicación del Valle de las Cañas al ver que los López-Maeso Molpeceres todavía no han cumplido la única condición que se les impuso para la adjudicación de la gestión del polideportivo. Cuando en 2008 la empresa del extenista José López-Maeso se hizo con el control de las instalaciones, se comprometió a construir con los beneficios unas piscinas (que costarían en torno a tres millones de euros) para que los vecinos de Pozuelo pudieran disfrutarlas. A día de hoy, los López-Maeso Molpeceres no han construido nada (ni han iniciado los trámites aparentemente para hacerlo). Pero bueno, sea como sea les quedan por delante 27 años de gestión para hacerlo. 27 años que supondrán en torno a 324.000 euros de alquiler, lo que gana la empresa en mes y medio, más o menos.

TRAS LOS PASOS DE MOLPECERES

El empresario Joaquín Molpeceres es un viejo conocido de la UCO y de la UDEF. En el sumario del caso Lezo su nombre aparece en repetidas ocasiones asociado a uno de los empresarios afines a Ignacio González. De hecho, conversaciones intervenidas en la operación Lezo dejaban más que claro que el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González compartía negocios con el empresario Joaquín Molpeceres. Hay fuentes que aseguran incluso que González nada más salir de la cárcel intentó vender a terceros las bondades de las empresas de Molpeceres. Pero los entrecomillados son aún más evidentes a la hora de relacionar al conocido empresario y al político madrileño condenado. «Pero… ¿nos van a meter en el concurso o vamos a ganar una parte del concurso?», preguntaba entonces el expresidente autonómico.

Pero no solo aquí. Los pasos de Molpeceres han sido investigados en muchos otros pueblos de Madrid. Desde Pozuelo a Majadahonda pasando por Alcalá de Henares. La gran mayoría a través de su empresa Licuas. El empresario también figura en los papeles de Bárcenas como donante de 60.000 euros al partido. Y ahora parece que un nuevo «escándalo», tal y como lo denominan fuentes del Ayuntamiento de Pozuelo, salpica a un Molpeceres, en este caso no al empresario, sino a la familia del mismo, que actualmente siguen gestionando un polideportivo de 23 millones por solo 1.000 euros al mes.