jueves, 20 junio 2024

Caen los entrenos en casa

Es un hecho cierto que la pandemia del coronavirus ha supuesto un antes y un después para los deportistas y para quienes dependen de ellos a la hora de ganarse la vida.

Y es que han sido muchos los meses en los que gimnasios y centros deportivos han permanecido forzosamente cerrados, por lo que quienes practican deporte o se entrenan regularmente han tenido que buscarse la vida para poder hacerlo en la calle o en sus propios domicilios.

De este tema hablamos con Juanjo Martín, director del portal Entreno a tope, que afirma: “El tráfico de portales como el nuestro es bastante representativo del interés por el deporte en casa. Desde hace ya varios meses vemos como con el mismo posicionamiento orgánico recibimos menos visitas debido a una menor demanda de este tipo de contenidos”.

DESAPARECE EL ASCENSO DEL DEPORTE EN CASA

Durante los meses de cierre obligado, los usuarios no tuvieron otro remedio que arreglárselas en sus domicilios.

Si esto ya era un problema para aquellos que conocen bien sus técnicas de entrenamiento, fueron los deportistas que precisan de ayuda profesional para entrenar los que se encontraron con las mayores dificultades a la hora de seguir con sus rutinas deportivas.

Es algo comprensible, y ahora estamos volviendo a unos niveles de tráfico que son los normales del sector”, añade Juanjo.

La rápida reacción de los profesionales del ramo, acorralados por los cierres obligados y la consiguiente penuria económica, resultó en una sorprendente y explosiva proliferación de canales mediáticos dedicados a la monitorización deportiva y de plataformas de entrenamiento virtual, mediante la modalidad de streaming.

Pero la tendencia se ha invertido tras la vuelta a la normalidad.

BAJAN LOS USUARIOS DE LAS PLATAFORMAS DE ENTRENAMIENTO ONLINE EN STREAMING

Los datos procedentes de los propios promotores de conocidas plataformas como Pelotón, Beachbody o iFit confirman la tendencia bajista de los entrenamientos en casa, un hecho que parecía inevitable tras la reapertura de gimnasios y centros deportivos.

Por ejemplo, en los últimos 6 meses Pelotón ha observado un descenso de casi el 20 % en el número de sesiones de entrenamiento en stream.

Lo curioso del caso es que este porcentaje coincide con el correspondiente al aumento de su número de suscriptores, que también ronda el 20 %.

Es decir, hay más gente practicando deporte en casa, pero realizan menos sesiones.

Esta tónica es generalizada en el universo de las plataformas de entrenamiento online, junto con otro fenómeno muy revelador: las clases o entrenamientos dirigidos que más venden ahora mismo son los de 15 minutos, frente a aquellos que tienen en torno a 45 minutos de duración.

LAS TENDENCIAS APUNTAN A UN ‘KOMBI’ DE ENTRENAMIENTO PRESENCIAL Y DOMICILIARIO

Analizando los datos apuntados, la conclusión es bastante clara: pese a que, obviamente, la mayoría de los usuarios han recuperado sus antiguos hábitos de entreno externo, son muchos los que han descubierto que tampoco es imposible hacerlo en casa.

Así que parece que existe un alto porcentaje de deportistas que optimizan su tiempo con una combinación de entrenamiento presencial y casero, siendo este último un complemento del primero o una alternativa cuando los horarios laborales son muy apretados. Quizá sea pronto para decirlo, ya que nos queda pendiente de comprobar la evolución del mercado del entrenamiento por streaming cuando las huellas mentales que han dejado el confinamiento y las restricciones pasen a ser historia.

Adicionalmente, la presencia de nuevos jugadores dentro del mercado como Amazon o Apple pone las cosas todavía más interesantes” finaliza Juanjo.