domingo, 23 enero 2022 04:56

El PP pide al Gobierno que se replantee la distribución de los consulados para cerrar y abrir otros nuevos

El PP ha planteado este miércoles al Gobierno la necesidad de que se replantee la actual distribución de consulados españoles en el mundo y proceda a cerrar algunos que no sean de utilidad y abrir otros lugares de mayor interés para España.

Así lo ha planteado el senador Gonzalo Robles ante la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Ángeles Moreno, quien ha comparecido ante la Comisión de Presupuestos del Senado para explicar las partidas destinadas al departamento que dirige José Manuel Albares.

La ‘número dos’ de Exteriores ha explicado que España cuenta con un total de 117 embajadas, 87 consulados generales, dos consulados y 11 representaciones permanentes ante organismos internacionales y el presupuesto consular para 2022 será de 3,37 millones. A eso se suman los 21,6 millones del plan de transformación digital consular –dotado de 110 millones en total– procedentes de los fondos europeos.

Robles ha reconocido que «es importante modernizar y digitalizar los consulados españoles» pero ha incidido en que lo que debería hacer el Gobierno es «replantearlos».

Los consulados son importantes para atender a los 2,8 millones de españoles en el extranjero pero «han fracasado en toda la gestión de la inmigración tradicionalmente porque no hemos sido capaces consularmente de gestionar los visados».

También ha echado en falta la existencia de más consulados en países como China y Rusia, «una parte importante del mercado turístico que no hemos sabido gestionar por no tener consulados». Así pues, ha defendido, «quizá habría que cerrar consulados y abrirlos en otros sitios».

Esto sería de importancia, ha dicho el senador del PP, «si queremos plantearnos una migración regular y la posibilidad de contratar en origen» pero también para «potenciar otros muchos sectores económicos que dependen de que hagamos una red consular importante».

Por ello, ha animado al Gobierno a que acometa un «replanteamiento serio y profundo» y a que los consulados estén conectados tanto con el Ministerio del Interior como con el de Inmigración para que su labor pueda ser la adecuada, cuestión en la que la secretaria de Estado se ha mostrado de acuerdo.

Moreno ha defendido que la digitalización de los consulados es «imprescindible», recalcando que «no se trata de dar más visados sino mejor», al tiempo que ha recordado que ya se ha procedido a reabrir consulados donde se ha considerado necesario, con en la ciudad china de Chengdu o en la británica de Mánchester.

Por otra parte, se ha procedido al cierre de los consulados en Alejandría (Egipto) o Génova (Italia), ha añadido, precisando que el Gobierno se plantea «abrir algún otro en función de lo que se está viendo como necesario en este momento de recuperación», sin dar más detalles.