martes, 25 junio 2024

Castells convierte en Consejo de Estudiantes en su cortijo pese a que se le «cuela» un conservador

Manuel Castells ha manejado a su antojo el Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUNE). El ministro de Educación ha conseguido doblegar al máximo órgano de representación de los estudiantes de todas las universidades españolas para evitar huelgas, pese a las movilizaciones en algunos de estos centros contra dos de sus reformas.

Ni siquiera en plena pandemia y la incertidumbre generada por las clases y exámenes online ha provocado reacción alguna en el máximo órgano de representación estudiantil.

La mayoría del consejo del CEUNE está formado por estudiantes de corte socialista y comunista. Algunos de ellos no esconden su fidelidad a Unidas Podemos, como tampoco al PSOE. Algunos de los nombres incluso han aparecido en listas de algunos de estos partidos políticos. Pero nada de eso ha hecho saltar las alarmas. Sin embargo, los resultados de la votación para escoger a los miembros del consejo ha provocado un tsunami entre estos miembros.

LA CORRIENTE DE CENTRO DERECHA, UN JARRO DE AGUA FRÍA EN EL CEUNE Y A CASTELLS

Y es que, se les ha colado un conservador de pura cepa, próximos a la corriente del centro derecha. Su nombre es Álvaro Moreda, un joven cántabro que se ha mantenido firme no sólo ante el CEUNE sino también ante las amenazas, insultos y vejaciones vertidas contra él. Su único delito, pensar diferente a la corriente de izquierdas que ha campado a sus anchas en este órgano. Al menos, hasta ahora.

si hubiera gobernado la derecha hace meses que estarían en las calles

En toda la pandemia no ha habido ni una sola protesta del CEUNE contra Castells. Tampoco han insistido en las peticiones de dimisión de algunos cargos del Ministerio de Educación, como la del director de la Agencia de Calidad Universitaria, Saturnino Martínez, por decir que los exámenes online fueron un «coladero». En casi dos años de pandemia, ni una voz elevada pese a las quejas de la inmensa mayoría de alumnos.

LOS ESTUDIANTES YA NO PROTESTAN CONTRA CASTELLS COMO SÍ HICIERON CONTRA EL PP

Hasta ahora, este órgano colegiado formado por estudiantes no se había pronunciado en contra del ministro, que lo ha usado a su antojo y despreciado a partes iguales. «Si había reunión, no venía. No había explicaciones ni se las pedían», según explican fuentes conocedoras de estos encuentros. Los estudiantes más afines al PSOE le recriminaban que «si hubiera gobernado la derecha hace meses que estarían en las calles», pero al ser un Gobierno de su misma ideología le han dejado tranquilo. Al menos, hasta ahora.

castells

Y es que, el resultado en la renovación del CEUNE celebrada recientemente ha provocado un aluvión de críticas. Paula Gil ganó esas elecciones, con 16 votos; Álvaro Moreda quedó segundo, con 7 votos; mientras que Hugo Jacob y Miguel Antonio Herrero, cosecharon 6 votos, un desempate que se deshará en una nueva votación.

Todos las agrupaciones estudiantiles esperaban que los afines a Podemos y al PSOE tuvieran su representación. Se quería evitar a toda costa la entrada de Moreda, un joven con talento pero conservador. Las consecuencias de los votos electrónicos no se hicieron esperar. Los afines a los socialistas y ‘morados‘ exigieron a José Manuel Pingarrón, secretario general de Universidades, la repetición mientras proferían insultos contra Moreda.

DE SICARIO DEL IBEX A PEDIR LA ANULACIÓN DE UNA VOTACIÓN CON EXIGENCIAS A CASTELLS

«Sicario del Ibex 35», «esto es una vergüenza», «la votación debe anularse» son algunas de las balas vomitadas por la boca y mensajes de whatsapp, según afirma el propio Moreda en una conversación con MONCLOA.com.

Desde el sector socialista y progresista se exigió a José Manuel Pingarrón anular aquella votación, pero finalmente el Ministerio de Educación las ha aceptado ante la más que posible acción judicial por un supuesto delito de prevaricación.

Pingarrón se mostró favorable a la repetición de estas elecciones, mientras que Moreda hizo valer el resultado. «No podemos votar hasta que salga lo que uno quiere», les respondió, obteniendo el respaldo de los consejos. De hecho, este funcionario hubiera puesto en juego su propia carrera si hubiera permitido la repetición de esta votación.

No obstante, Álvaro Moreda ha tenido que leer mensajes muy desagradables en los grupos de whatsapp. «Yo me plantaría no ir» o estudiar «la impugnación de la votación» son algunos de los mensajes recibidos.

EL DELITO DE MOREDA: SER UN CONSERVADOR

Todo por el mero hecho de no ser de su cuerda, por no compartir la ideología socialista y lo más grave, el desprecio constante al que piensa diferente. Su perfil conservador le ha dejado a merced de un nuevo cordón sanitario, como el que se ejerce en Cataluña contra Vox. Curiosamente, estos mismos estudiantes que dicen defender a todos los alumnos siguen el ejemplo de sus mayores. En el Parlament, los socialistas de Salvador Illa impulsaron medidas para tratar de acorralar a Vox en las instituciones, como levantarse y marcharse cada vez que salían a la tribuna de oradores.

Moreda ha recibido llamadas a su teléfono personal pidiéndole que dejara el cargo. Su presencia «provoca» al resto de sus nuevos compañeros. Su único delito, ser un conservador en una institución creada por y para progresistas. «Se creen los amos del cortijo», ha asegurado este joven que afirma que no se va a dejar amedrentar por nadie.

El centro derecha en este consejo de estudiantes, que representan a todas las universidades públicas y privadas de España, está en una clara minoría. Si el consejo hubiera rechazado esta votación, Moreda tenía clara que interpondría una demanda por prevaricación y que cayera quien tuviera que caer.

CASTELLS TENDRÁ QUE LIDIAR CON SU ADVERSARIO IDEOLÓGICO EN SU CORTIJO

La subdirectora general de Atención al Estudiante y Relaciones Institucionales del Ministerio, Margarita de Lezcano-Mújica, anunció la votación y las condiciones de la misma. «No hubo una sola objeción. Nadie dijo nada«, ha afirmado. El tiempo para realizar la votación fue de tan sólo un minuto, de forma telemática. Tras conocer que había quedado segundo, pidió el resultado por escrito para impedir que se modificaran los resultados.

Ellos se pensaban que cada uno podía votar a tres representantes, pero en la votación sólo se permitió votar a un único candidato

En el grupo de Whatsapp no llegaron a insultarle directamente con palabras gruesas, pero sí mostraron una animadversión contra este representante por el hecho de haber obtenido su puesto. «Ellos se pensaban que cada uno podía votar a tres representantes, pero en la votación sólo se permitió votar a un único candidato», ha destacado. Si la votación hubiera facilitado la elección de tres representantes por cada uno de los votantes «hubiera salido quien ellos querían», ha sostenido. De esta forma, Moreda ha plantado cara a Castells.

Moreda se desmarca por completo de los calificativos recibidos por sus compañeros. En este sentido, ha recordado que él no ha pertenecido a ningún partido político, «mientras que otros sí lo han hecho«. «Son personas que han ido en listas de partidos políticos», ha asegurado. Además, uno de ellos aseguró que «Castells debía darle las gracias porque con un Gobierno de derechas hacía meses que se hubieran movilizado», según ha relatado. Quien lo dijo era abiertamente un votante de Podemos. De hecho, los estudiantes se han movilizado en algunas universidades después de esta votación, pero no antes.

En este sentido, ha asegurado que Castells controla perfectamente este cortijo, sin que los estudiantes hagan nada en su contra. «Esa hipocresía me molesta«, ha afirmado el ahora miembro del CEUNE. En este sentido, ha asegurado que fiscalizará el órgano, cada paso y no dudará en denunciar las irregularidades y actitudes que perjudiquen al estudiante. Castells ahora tendrá que lidiar con el adversario ideológico en su propio cortijo.