viernes, 28 enero 2022 02:51

Teresa Perales: «Todos tenemos las capacidades para desarrollar una vida plena y para superar la adversidad»

el corte ingles

La nadadora paralímpica Teresa Perales, deportista con el mejor currículo de España, anima a «soñar a lo grande, esforzarse y trabajar cada día para conseguir las metas». «Todos tenemos las capacidades para desarrollar una vida plena y para superar la adversidad».

Así lo ha recalcado Perales, que este viernes ha impartido una conferencia en la Universitat Politècnica de València (UPV), en el marco de la entrega del premio Cavida y del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La intervención de Teresa Perales, con 27 medallas paralímpicas en su haber y galardonada con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2021, ha sido el colofón de la ceremonia de entrega del premio Cavida de la Fundación CV Juan Arizo Serrulla, celebrada en el Paraninfo de la UPV, informa la institución académica.

La nadadora ha asistido además a las actividades organizadas por la UPV para celebrar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, consistente en exhibiciones de baloncesto y fútbol en silla de ruedas, fútbol sonoro, lectura en braille, realización de audiometrías y utilización de mascarillas accesibles entre otras.

A sus 45 años, Teresa Perales no piensa en retirarse de la competición. «Cuanto más me lo preguntan, más ganas tengo de continuar», afirma.

Los hechos la avalan, ya que en los últimos juegos paralímpicos volvió a ser medallista, sobreponiéndose a una reciente lesión de hombro. Su meta actual es competir en los juegos de París: «Me faltan 998 días para lograr mi objetivo», ha afirmado en su conferencia ‘La fuerza de la actitud’, en la UPV.

Lo que más valora Teresa Perales no son los premios ni las medallas, sino sentirse orgullosa de su esfuerzo: «Como cualquier persona, yo también tengo días bajos o en los que no me apetece meterme en la piscina, pero me motiva recordar lo bien que me siento por haberlo hecho; esto lo extrapolo a todas las áreas de mi vida».

La deportista defiende la actitud como motor de la satisfacción: «La sensación que sientes tras haberlo intentado, aunque no consigas tu meta, es positiva; cuando no lo has intentado, la sensación es mala».

La nadadora afirma que con cada intento de lograr un objetivo vienen nuevos aprendizajes, «te construyes una caja de herramientas con la que eres más capaz de enfrentarte a situaciones», explica.Por ello, insta a soñar a lo grande y a trabajar para conseguir lo que se desea. «Cada uno sabe qué le mueve y tiene que hacerlo por uno mismo, no por lo que opinen o quieran los demás», asevera.

En su ponencia, Perales ha contado que cuando empezó a practicar natación, con 4 o 5 años, los monitores dijeron a sus padres que su hija no servía y por eso se dedicó a otro deporte, el karate. No fue hasta que perdió la movilidad de las piernas, con 19 años, cuando aprendió a nadar.

Para ella, la actitud también se entrena: «Todos tenemos las capacidades para desarrollar una vida plena y para superar la adversidad». La nadadora añade que la sociedad ha avanzado: «Cuando yo fui a la universidad, nadie me preguntó si necesitaba alguna adaptación; ahora esto ha cambiado».

«Sin embargo, –prosigue– seguimos enfrentándonos a barreras, como las arquitectónicas o las mentales y en muchos países las personas con discapacidad siguen muriendo por falta de tratamientos o viven encerradas en sus habitaciones».

GALARDÓN

La Fundación CV Juan Arizo Serrulla es la impulsora del premio Cavida, junto con la cátedra de empresa con el nombre de quien fuera ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la UPV y profesor de esta universidad. El premio pretende mejorar la calidad de vida de las personas, gracias la creatividad del alumnado de la UPV.

Dotado con 2.000 euros, en esta primera edición ha sido otorgado a Inés Mira Penalva, ingeniera de Diseño Industrial y Desarrollo de Productos del campus de Alcoy de la UPV, por su trabajo ‘Diseño de soluciones en prendas textiles para conseguir autonomía en el vestir a personas con movilidad reducida’, una propuesta desarrollada a partir de las necesidades de su hermano, con una discapacidad.

Inés Mira quería que su Trabajo Final de Grado sirviera para facilitar la vida de su hermano y, dado que su especialización es la rama textil, decidió realizar un proyecto que facilitara actividades básicas como cambiarse de ropa, hacer la cama o utilizar toallas de baño.

De forma sencilla y económica, modificando o sustituyendo cierres tradicionales por cierres magnéticos, Inés propone una línea de diez productos de vestir y ropa de casa adaptada.

La ingeniera está «muy orgullosa por el premio», que considera un reconocimiento a la calidad del trabajo y una contribución hacia la mejora de la vida de las personas con discapacidad.

Rosario Arizo, presidenta de la Fundación CV Juan Arizo Serrulla, asegura que habrá nuevas ediciones del premio Cavida. «Queremos sensibilizar al alumnado de la UPV para que, cuando hagan su Trabajo Final de Grado o de Máster, se planteen realizar una propuesta viable para mejorar la vida de las personas con discapacidad. El listón ha empezado alto», ha resaltado.