martes, 25 enero 2022 07:04

Génova lo tiene claro: la «jubilación» de Teodoro será en la candidatura de Murcia

Desde Génova lo tienen meridianamente claro. Puede que pasen un par de años, pero si Pablo Casado no consigue la Moncloa este 2023, la salida natural del secretario general del Partido Popular es su tierra. Teodoro García Egea se ha convertido en un apoyo indispensable para Casado. El trabajo sucio se le da bien y ha sido capaz de sofocar una buena cantidad de incendios en el partido. Sin embargo, en Génova ya se mueven las quinielas que colocan a los populares en sus nuevas salidas. Y más a medida que pierden la esperanza de que Casado vaya a conquistar la Moncloa en las próximas elecciones generales. En este contexto, el PP avisa: Teodoro será el próximo candidato a las autonómicas de Murcia. La duda que planea sobre Génova es si esta apuesta se hará realidad en 2023 o en las siguientes. Todo depende de las expectativas que tenga Casado según se acerquen las elecciones.

En Génova deslizan que el éxito más reseñable de Teodoro como secretario general del PP fue el de sofocar la moción de censura en Murcia a la que se sumó Ciudadanos y que provocó que el tablero político nacional se pusiera en guardia. La mano y el control que tiene Teodoro en el PP de Murcia y entre todos los grupos parlamentarios de esta autonomía es reconocida por todos en el partido y desde Génova apuntan a que no hay mejor candidato para esta tierra que el secretario general. El problema es que Teodoro quiere darle una oportunidad a su presidente y a todo el equipo que lleva tiempo luchando por contener la permanente crisis de liderazgo que persigue a Pablo Casado. Desde el núcleo duro de Casado ven posibilidades, aunque no estén muy claras, y quieren aprovecharlas.

La opinión de quienes conocen a Teodoro sobre el secretario general es común en todos. Le consideran un político inteligente y capaz que está desempeñando su función de «fontanero» con gran habilidad. Sin embargo, hay quien reconoce que a Teodoro no le queda mucho como secretario general del PP dado que entienden que se avecinan cambios importantes en una formación a la deriva desde hace años. Casado no tiene un futuro especialmente prometedor si no consigue la Moncloa. Pero Teodoro sí. «Es el candidato perfecto para Murcia y acabará ahí seguro», deslizan fuentes solventes del PP. «Conoce muy bien la política murciana».

Esta decisión se ha reforzado considerablemente por el hecho de haber frenado la moción de censura. Este fue un paso fundamental para el PP que podría haberles acarreado, de no ser por Teodoro, grandes problemas electorales. Cuando García Egea se dio cuenta de lo que pasaba en su tierra, se puso manos a la obra y consiguió hacer una obra de arte para frenar en seco la pretensión de Ciudadanos y del PSOE. Todo esto dejó entrever a los dirigentes de Génova que no habría mejor candidato sobre la mesa que Teodoro para convertirse en un barón más del partido.

Y quienes conocen a Teodoro García Egea aseguran que pese a que aguantará hasta las elecciones, el agotamiento se deja entrever

Hay fuentes que aseguran entre comentario y comentario que Teodoro está cansado de la alta política y sobretodo de hacer el trabajo sucio de un partido que tiene enfilado a su líder. Contener la avalancha de críticas y de movimientos hostiles que amenazan el estatus de Casado en la formación durante tanto tiempo desgasta. Y quienes conocen a Teodoro García Egea aseguran que pese a que aguantará hasta las elecciones, el agotamiento se deja entrever en momentos puntuales. El darle a Teodoro la candidatura de Murcia sería visto como un «premio de jubilación» más que como otra cosa. Pero esto solo se haría realidad si Casado no gana las elecciones y no consigue entrar en la Moncloa. Si lo hace, en Génova tienen claro que el presidente del PP no prescindiría de su mano derecha.

Así pues, el horizonte de Teodoro está más o menos claro para quienes hacen las quinielas en el PP. Si no acaba de ministro, vicepresidente o algo similar en el nuevo Gobierno popular (en coalición con Vox, casi seguro) la nueva ejecutiva que se haga con el control de la formación conservadora mandará a Teodoro García Egea a su tierra para que sea el candidato y haga la magia que hizo cuando se planteaba la moción de censura contra el gobierno popular murciano. Hay muchas cosas por hacer y las fuentes detallan que Teodoro, consciente de esta posibilidad, no ve con malos ojos convertirse en barón popular de su tierra.

El único escollo que podría haber es que la nueva ejecutiva estuviera formada y liderada por alguien hostil a la actual cúpula del partido. Hay fuentes que indican que en el improbable e hipotético caso de que Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, se hiciera con la presidencia del PP, el futuro de Teodoro no estaría tan definido dado que desde que la popular arrasó en los comicios del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, el secretario general del PP no ha parado de frenar y contener las aspiraciones de la baronesa. Sin embargo, pocos dudan de que, sea como sea, no hay mejor candidato para Murcia que Teodoro García Egea. Algo de lo que él mismo también está completamente convencido.