sábado, 29 enero 2022 05:46

El Gobierno se gasta millones para «empoderar» a las mujeres ante el cambio climático en Etiopía

El Gobierno de España ha vuelto a ser noticia por su gasto público en forma de subvenciones que muchos califican, en el mejor de los casos, de bizarras. La última ha sido la implantación en Etiopía de un programa llamado «Mujeres, Café y Clima: empoderamiento femenino para la resiliencia socioeconómica de la cadena de valor del café frente al cambio climático en Etiopía«, con una dotación de más de un millón de euros.

Pero decimos millones porque esto es solo la punta del iceberg de esta clase de partidas que el Gobierno asigna para diferentes programas y subvenciones de este tipo. En total los gastos ascenderán en 2022 a 490 millones de euros. Todo ello en medio de una imparable política de gasto público y de un creciente y preocupante aumento de deuda. Las Administraciones Públicas están gastando mucho más de lo que ingresan: por cada 100 euros de gasto, ingresan tan solo 76 euros. Durante todo el 2021, el gasto de un trimestre entero se ha financiado a base exclusiva de deuda.

GOBIERNO Y CAMBIO CLIMÁTICO

Pero todo ello no parece inmutar al Gobierno. Mientras otros países están abrazando los nuevos tiempos económica y tecnológicamente, preparándose para el futuro, España sigue inmersa en un nulo propósito de cambio de modelo productivo y centrado en disputas y agendas ideológicas varias, así como una deriva de gasto que no parece tener fin.

Es el caso de esta última partida de la Dirección de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y que fue aprobada el pasado 23 de noviembre y publicada en el BOE el 3 de diciembre. La indignación en redes sociales no tardó en hacerse patente. Miles de usuarios han tachado esta y otras medidas similares como costosas, ideológicas y que no solucionan, de paso, nada.

Esta agencia de cooperación maneja un considerable presupuesto de unos 385 millones de euros anuales, aunque los Presupuestos Generales del Estado de 2022 lo han revisado y lo elevan hasta los 490 millones de euros. Con esta cifra, España se convierte en el tercer país de la Unión Europea que más recursos dedica a estas acciones en el exterior. Unas cifras y ranking propio de un país con pocos problemas propios, sin apenas deuda y con un futuro prometedor, una realidad diametralmente opuesta a la española.

ETIOPÍA SI, LA PALMA NO

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, anunciaba esta partida dentro del programa de ayuda exterior, en este caso centradas en mejorar las condiciones de las mujeres en las zonas más deprimidas, y concretamente en Etiopía. La ayuda está dividida en dos partes: un primer tramo de prefinanciación de 450.915 euros y un segundo de 475.945 euros.

Los usuarios de redes han opinado abiertamente de esta decisión, tildándola de «delirios ideológicos» y criticando estas ayudas no por donde van, sino porque no se atiende antes a las necesidades propias. Lógicamente se ha nombrado la situación de La Palma, debido a la erupción de Cumbre Vieja. Consideran que es «malgastar el dinero público». De cualquier forma, no critican ayudas a un país pobre como Etiopía, sino no solucionar antes los problemas propios y, en cualquier caso, no centrarse en los verdaderos problemas del continente africano, si es lo que les preocupa realmente.

Sin embargo, el ministro Albares tiene claro uno de los objetivos del Gobierno: la cooperación para el desarrollo, el avance feminista y la mejora de derechos humanos, y África es una zona sensible, sobre todo la zona subsahariana.

gobierno igualdad

EL GOBIERNO APUESTA POR DIPLOMACIA Y FEMINISMO

El Consejo de Ministros celebrado el pasado 19 de octubre nombró a María Jesús Conde Zabala como embajadora en Misión Especial para la Política Exterior Feminista, un puesto de nueva creación. El Gobierno pretende así apostar por la Guía de Política Exterior Feminista que fue aprobada el pasado mes de marzo.

pretenden que españa «sea un país líder en políticas de igualdad»

Además, los nuevos diplomáticos españoles deberán pasar una prueba más: aprobar un curso sobre ‘Política exterior feminista’ y utilizar con asiduidad un lenguaje inclusivo y no sexista en todas las comunicaciones. Con ello pretenden que España sea un «país líder en políticas de igualdad» en la esfera internacional. Exteriores ya incluyó el año pasado en las pruebas de acceso a la Carrera Diplomática tres módulos sobre igualdad de género, violencia de género y acoso. 

GRANDES GASTOS DE UNA AGENCIA QUE VA CRECIENDO

Al margen de gastos y presupuestos hacia afuera, hay que tener en cuenta también los propios gastos internos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Solo en gastos de personal, se gastan casi 45 millones de euros. Pero el Gobierno de Sánchez considera que España «debe tener un sistema de cooperación moderno y eficaz, que alcance los objetivos de la Agenda 2030».

Pedro Sánchez también quiere presentar pronto una «Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo Sostenible», para «adaptar la cooperación española a la nueva realidad internacional» y «dar respuesta al compromiso global con el desarrollo sostenible, la lucha contra la desigualdad o la lucha contra el cambio climático».