viernes, 21 enero 2022 15:06

La fotografía boudoir es apta para todos

La fotografía boudoir suele ser vista exclusivamente para modelos que venden lencería. Sin embargo, desde hace unos años en España y desde siempre en Europa, se trata de sesiones cada vez más frecuentes entre el resto de la sociedad.

Pero, ¿qué es la fotografía boudoir? Agurtzane e Iker de AiVídeo explican que la palabra boudoir viene del francés y significa “tocador”. De ahí que este tipo de fotografía se centre en la belleza y la sensualidad de la mujer, siempre con ambientes de intimidad y relax.

Hoy en día, dentro de la fotografía boudoir se puede encontrar desde fotografía de desnudo, con ropa interior, a solas o con pareja. Cada vez son más las que se animan a regalarse una sesión de fotografía boudoir en la que verse sensuales y disfrutar de la pareja de una forma especial. En Europa, sin embargo, es muy habitual realizar una sesión a solas para regalar un álbum a su pareja.

No es fácil realizar una sesión de este tipo, ya que se requiere de varios factores que hagan de la sesión una experiencia inolvidable. Para empezar, hay que superar el pudor inicial de posar con ropa interior o sin ropa. Pero, tal y como cuentan desde AiVídeo, hay que crear un ambiente agradable, distendido y muy respetuoso en el estudio. Tanto con modelos profesionales como si se trabaja con particulares, siempre hay que mantener una temperatura cómoda, música al gusto de quien posa y mantener siempre una distancia acorde con la confianza entre fotógrafo y modelo.

Antes de cada sesión se realiza un pequeño preparativo, se buscan ejemplos e inspiración y se deciden las escenas que se van a fotografiar. Después se selecciona la lencería o las prendas y se va dando forma a las poses y ambientes. Este proceso se suele hacer con antelación para que el día de la sesión fluya todo de forma tranquila.

Cada cuerpo es un mundo

Iker indica que cada cuerpo tiene unas características que hay que intentar entender para sacar el lado más sensual y artístico en las fotografías. Además, cada persona tiene unas habilidades y unos gestos diferentes que siempre conviene explorar.

En el caso de AiVídeo buscan siempre que las sesiones sean divertidas y distendidas, con pausas y repasos de las fotografías. Eso siempre ayuda a sentirse bien y adquirir confianza.

Hay que tener siempre en cuenta la opinión del/la modelo, ya que cada cual quiere potenciar ciertas partes de su cuerpo y disimular otras. Por eso ayudan tanto las revisiones durante la sesión, ya que así puede verse en pantalla y corregir lo que haga falta.

El toque mágico

Según afirma Agurtzane, todo adquiere un toque mágico tras la sesión. En los días posteriores se van realizando selecciones de las mejores fotografías, las más artísticas y sensuales, y se hace un primer revelado de la colección. Después, se trabaja cada fotografía de forma individual para darle la ambientación, color y textura acorde con la idea inicial.