viernes, 28 enero 2022 10:17

Fernández cree que al Govern se le está «yendo de las manos» el caso de Canet

el corte ingles

El líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha considerado este sábado que al Govern se le está «yendo de las manos» el caso de Canet de Mar (Barcelona), donde una familia denunció el proyecto lingüístico de un centro y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) fijó un 25% de castellano para el grupo del alumno afectado.

Lo ha dicho en declaraciones a los medios antes de la entrega de diplomas a nuevos afiliados en Barcelona, junto a la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán; el presidente del PP en Barcelona, Manuel Reyes; el líder del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou; y el exalcalde de Badalona (Barcelona), Xavier García Albiol.

Fernández ha criticado la supuesta persecución de la familia denunciante: «Ya no estamos hablando estrictamente de una cuestión lingüística, estamos hablando de derechos civiles, de democracia, de la calidad de nuestro sistema».

«Estamos ya ante la dignidad de una familia, ante su intimidad, su protección, sus derechos civiles», ha dicho, y ha opinado que se está alcanzando un nivel preocupante, dice, de pérdida de calidad democrática en Catalunya por poner en tela de juicio los derechos civiles de alumnos y familias.

En cuanto a la situación del PP en Cataluña, ha afirmado que la formación «está creciendo después de un ciclo electoral muy malo», como cree que lo demuestra la incorporación de nuevos afiliados en el territorio y las encuestas, algo que considera positivo.

Para Fernández, cuando a Cataluña «le ha ido mejor en su progreso económico, crecimiento y creación de empleo, ha sido con el PP en la Moncloa y con un PP de Cataluña decisivo», mientras que cuando los populares se han visto debilitados han salido perdiendo los catalanes, ha dicho textualmente.

ANA BELTRÁN

Beltrán también se ha referido al acoso, según ella, que ha sufrido la familia de Canet: «Esto es el más puro estilo fascista, lo que se está viendo estos días, tanto por parte del Govern de Cataluña como por los radicales que están saliendo en la calle».

«Vamos a llegar a ver a aquí, en Cataluña, a los que piden que se pueda estudiar en castellano con un brazalete marcado para que puedan ser señalados por la calle, igual que hacían los nazis con los judíos», añadiendo que el PP no lo consentirá.

Y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha instado a dar la cara –textualmente– y que salga a defender la libertad de las familias que quieran que sus hijos estudien en castellano: «Pablo Casado puede ser perfectamente llamado por Sánchez para juntos hacer en el Senado que se lleve a cabo el cumplimiento en la materia educativa».

EL PP CATALÁN, «MÁS VIVO QUE NUNCA»

Sobre el PP en Cataluña, ha asegurado que está más vivo que nunca y que la formación es «la casa común del centro-derecha y el único partido que puede ser la alternativa a los independentistas y a los radicales».

Y en cuanto a la visita de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, al Vaticano, ha dicho que se trata de un intento de promoción porque «está en campaña», por lo que busca su propio beneficio y no el de todos los españoles, según Beltrán.