sábado, 29 enero 2022 05:39

González se aleja de «probaturas con plataformas» y dice que es el momento del PSOE en Madrid

La secretaria general de la Agrupación Socialista de Madrid Ciudad, Mercedes González, se ha alejado de «probaturas con plataformas y confluencias» para afirmar que ahora es el momento del PSOE ante la «crisis de fin de ciclo» que vive el Ayuntamiento de Madrid.

Lo ha hecho en la Asamblea de Madrid Ciudad, celebrada este fin de semana en La Nave de Villaverde, donde ha insistido en que «ya no es la hora de experimentos políticos».

«No somos una alianza electoral, ni un frente, ni una marea, ni una confluencia. Somos un partido construido a través de un siglo y medio de luchas, de guerra y dictadura, del espíritu democrático de las libertades que ayudamos a traer, nosotros sí, junto a muchos otros madrileños y madrileñas», ha definido González.

SENTAR BASES «PARA VOLVER A LA ALCALDÍA»

El de este fin de semana ha sido el primer acto de la Agrupación Socialista de la Ciudad de Madrid, que ha querido sentar las bases «para volver a la Alcaldía del Ayuntamiento de Madrid». Lo ha hecho reivindicándose como «una militante de base».

«Fui secretaria general de una agrupación que, cuando llegué hace más de una década, era la más pequeña de la ciudad. He sido vocal vecina y concejala del Ayuntamiento de Madrid hasta mi nombramiento como delegada del Gobierno. No tengo un largo recorrido lleno de cargos y responsabilidades», ha subrayado, para empatizar con el auditorio por «el trabajo compartido y en la defensa de ideas y convicciones construido paso a paso en las calles, en los barrios, escuchando, compartiendo, trabajando».

«UNA MUJER DURA QUE LLORA»

Al subir al estrado se ha definido como «una mujer dura que llora». «No os asustéis. Mar (Espinar) estará pensando ‘otra vez no, nena’, porque soy muy llorona. Tengo grifos de la emoción», ha bromeado.

Sus primeras palabras de agradecimiento han sido para quien fuera alcalde de Madrid Juan Barranco. «Eres el hilo que hoy nos une en lo que somos, nos une con lo que fuimos y, sobre todo, nos une en lo queremos ser. Contigo volvemos a ser nosotros, e iniciamos el camino recto y seguro hacia una mayoría socialista en la ciudad de Madrid», ha agradecido a Barranco.

También ha citado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a quien preside su Ejecutiva, Rafael Simancas, a quien ha definido como su «referencia». «Él me enseñó que además de las ganas, el tiempo y la ideología, a la política hay que darle todo, porque ella te devuelve más», ha descrito. Sus palabras más emotivas han sido para su marido y su hija.

LAS TRES CLAVES DE MERCEDES GONZÁLEZ

Mercedes González ha señalado las prioridades de la nueva Agrupación de la Ciudad de Madrid, que nace para responder a tres claves empezando por «trabajar para los madrileños y madrileñas transformando una realidad que está llena de problemas, carencias y necesidades».

«La segunda es afirmar el valor de nuestro partido y su gestión, defendiendo el trabajo bien hecho de los socialistas, frente al discurso falso de la derecha», ha indicado.

La tercera, y que ha evaluado como la más importante, es «revertir el retroceso continuo que se vive desde hace años al ser cuarta fuerza política en el Ayuntamiento de la capital construyendo un proyecto político y social de izquierdas mayoritario, autónomo y con una clara vocación de gobierno».

«ALMEIDA MENDIGA A LA EXTREMA DERECHA»

Mercedes González tiene claro que ahora es el momento del PSOE «porque el Ayuntamiento de Madrid vive una crisis de fin de ciclo, porque el alcalde carece de proyecto, de gestión y hasta de una mayoría suficiente para sacar adelante las cuestiones más básicas».

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, «mendiga a la extrema derecha, que siga condicionando su política, mientras se ve abocado a hacer el comodín de la llamada con los restos del experimento fracasado de Más Madrid», en referencia a los cuatro ediles escindidos y que forman el Grupo Mixto.

«En ese confuso y caótico contexto político nosotros debemos asumir con rigor nuestro papel y ser la alternativa con una organización preparada y eficaz», ha instado la secretaria general de la Agrupación Socialista de Madrid Ciudad.

Tampoco se ha olvidado de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, «que como quiere sustituir a Pablo Casado, se pasa el día mostrándole a los suyos lo bien que haría ella la oposición a Pedro Sánchez».

EL MADRID DE LAS TRINCHERAS DEL PP

«Y un alcalde, más portavoz del PP que, como tampoco le debe parecer bien la oposición que hace Pablo Casado, pega saltitos todos los días a ver si entra en la contienda de la oposición a Pedro Sánchez», ha lanzado.

Los ‘populares’ «han convertido Madrid en un campo de batalla contra el gobierno de España, contra Pedro Sánchez y contra el PSOE» y han conseguido «dividir a los madrileños en trincheras».

«En Madrid no señalábamos a nadie pero ahora se señala, se apunta, se juzga y se condena. Por eso nuestro primer trabajo debe ser acabar con las trincheras defender nuestras políticas y explicar nuestra gestión», ha instado la también delegada del Gobierno en Madrid.

«YA NO ES HORA DE EXPERIMENTOS POLÍTICOS»

Si primero ha mirado a la derecha, Mercedes González no ha olvidado en su discurso a otra parte de la izquierda. «Ya no es la hora de experimentos políticos. En Madrid hemos tenido ya suficientes probaturas con plataformas y confluencias», ha declarado.

«Por eso, madrileños y madrileñas, hemos vuelto. Nos hemos organizado y os vamos a ofrecer un PSOE sólido, con un fuerte perfil cívico y social pero, sobre todo, con un proyecto ideológico y político consistente que responda a vuestras inquietudes», ha hecho un llamamiento a la ciudadanía.

Después de acusar al PP de convertir a Madrid «en el laboratorio político, económico y social de la derecha sin complejos», «paradigma del todo urbanizable que condujo a pasos agigantados a la burbuja inmobiliaria y con ella a la crisis económica más terrible», llegó a la Alcaldía Manuela Carmena con Ahora Madrid.

CARMENA O «EL EXPERIMENTO FALLIDO TERRIBLE»

Ese «paréntesis» de las políticas del PP «fue un experimento fallido terrible», ha diagnosticado Mercedes González, porque «la ilusión inicial se tornó en frustración, en cuanto empezaron a transmitir los primeros signos de torpeza, desunión, desorganización e incapacidad».

«Y la decepción abrió de nuevo la puerta del gobierno a la derecha. Y llegó la pandemia. Mientras el Gobierno de España reaccionaba protegiéndonos, aquí sacaron las cacerolas. Y en el peor momento de nuestra historia más reciente volvimos a la trinchera del aplauso o del ruido», ha señalado.

Sus últimas palabras, antes de que sonara La Internacional, han servido para recordar que hace 143 años «en Casa Labra, en el corazón de Madrid, Pablo Iglesias y un grupo de trabajadores fundaron el PSOE, cambiando para siempre la historia de España». «Hoy aquí damos un gran paso para cambiar la historia de Madrid. Creamos en ello. Pongámonos, que es lo que mejor sabemos hacer», se ha despedido.