viernes, 28 enero 2022 08:42

Consejos y materiales para elegir la mejor opción para la reforma de la cocina, por EGM Grupo

A la hora de reformar una cocina, el primer aspecto que se debe tener claro es qué es lo que se quiere y qué es lo que se necesita en la nueva cocina, ya que no siempre es lo mismo. A partir de tener esa idea clara, se deberán tener en cuenta diferentes factores para que la reforma de la cocina sea un éxito, tanto en la vertiente del diseño como en lo que refiere a precio.

Emilio Galán, el responsable de la empresa de reformas EGM Grupo, especialistas en reformas de cocina en Valencia, expone los consejos que da a sus clientes para que la reforma de su cocina sea un éxito. En primer lugar, destaca que lo más importante es marcar el precio máximo que se va a destinar a la reforma de la cocina. Además, es fundamental definir la utilidad que se le va a dar, con qué frecuencia se cocina, si se tienen niños o mascotas en casa, etc. Todo esto facilitará el trabajo del tercer paso, la elección de los materiales. En este punto es conveniente que se pongan en una balanza los materiales que más gusten al cliente y aquellos que se adaptan a su estilo de vida y encontrar un equilibrio entre estética y practicidad.

Las posibilidades de elección de estilos y materiales a la hora de realizar una reforma de cocina son tantas como los gustos de las personas que las van a utilizar. Así que lo mejor es acudir a un profesional de reformas integrales como EGM Grupo para que brinde asesoramiento. Una buena empresa de reformas que integre todos los servicios debe ser capaz, no solo de asesorar, sino que además debe poder acompañar a los proveedores, enseñar los materiales y explicar en detalle las diferencias entre ellos. Solo tras recibir toda esta información se podrá tomar la mejor elección para la nueva cocina.

Según EGM Grupo, estos son algunos de los materiales más utilizados para las bancadas o encimeras, así como sus ventajas e inconvenientes a la hora de usarlos en la cocina:

Encimeras de madera natural

Ventajas

El precio de estas bancadas suele ser mucho más económico que otro tipo de bancadas y proporcionan una sensación única de calidez y confort. Además, la madera es un material sostenible y reciclable, por lo que es una opción respetuosa con el medioambiente.

Contras

Al tratarse de un material “vivo” necesitan de un ligero mantenimiento y cuidado más especial que otros materiales. Además, las maderas son porosas y, por tanto, se les debe realizar un sellado correcto antes de poder utilizarlas para evitar que puedan penetrar gérmenes o bacterias. Esto es especialmente importante cuando se emplea la madera como encimera de una cocina, ya que va a estar en contacto con agua, alimentos, productos de limpieza, etc. Justamente por su porosidad, la madera es más difícil de limpiar, por eso es recomendable realizar un sellado de calidad. Por lo que respecta a la durabilidad, hay que tener en cuenta que, incluso escogiendo una madera dura, esta no tendrá una alta capacidad para soportar objetos calientes, el exceso de agua, el uso directo de cuchillos o los golpes.

Bancadas de granito (piedra natural)

Ventajas

El granito es un material muy resistente a ralladuras, golpes y al calor. Además, al ser compacto (sin poros) se comporta perfectamente con el agua. Además, es muy fácil de limpiar, ya que solo bastará con un poco de agua con jabón y una bayeta.

Al tratarse de una piedra natural no existen 2 bancadas iguales, ya que cada pieza es única.

Contras

Uno de los inconvenientes de esta opción es que ciertos productos de limpieza abrasivos podrían dañar su brillo. El granito es un material con mucha demanda fuera de España, pero aquí es tan popular que no se aprecia su calidad.

Encimeras de porcelánico

Ventajas

El porcelánico es un producto de alta calidad que además se oferta en multitud de acabados, por lo que seguro que se encuentra el aspecto o diseño que más se adapta a la nueva cocina. Otro atractivo importante de las encimeras realizadas con porcelánico es que se pueden usar piezas de grandes medidas que dan como resultado superficies sin juntas.

Contras

Generalmente, se trata de una opción de coste más elevado y además, el porcelánico puede ser un material frágil sobre todo en puntos conflictivos, ya que puede llegar a realizarse con un espesor mínimo.

Encimeras de cuarzo y resinas

Ventajas

Estas encimeras se ofrecen en una gama de acabados casi infinita y se constituyen como un producto altamente higiénico dado su carácter antibacteriano y su baja porosidad. Este material es muy resistente a los golpes.

Contras

Las encimeras realizadas con resinas no permiten poner recipientes calientes en contacto directo con la superficie.

Si después de estos consejos, todavía se tienen dudas, es posible recurrir a un equipo de especialistas en reformas de cocina como EGM Grupo para solicitar asesoramiento y presupuesto personalizado