viernes, 21 enero 2022 16:16

Un hombre reconoce en Oviedo tocamientos a la ahijada de su hijo, de 7 años

Un hombre septuagenario aceptó este martes 2 años de prisión, alejamiento, libertad vigilada e inhabilitación para desempeñar cualquier actividad u oficio relacionado con menores de edad tras reconocer que realizó tocamientos a la ahijada de su hijo, de 7 años, en San Claudio, en el municipio Oviedo, según informa la Fiscalía.

El reconocimiento de estos hechos, que le atribuían la Fiscalía del Principado de Asturias y la acusación particular, tuvo lugar esta mañana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo. El acusado se encuentra actualmente cumpliendo otra condena por abuso sexual a otra menor, familiar suyo.

En el relato de los hechos se indica que sobre las 14.00 horas del sábado 6 de julio de 2019, la niña de 7 años fue con su madre a pasar el fin de semana a una finca en San Claudio, propiedad de los padrinos de la menor, que se encontraban en la misma con sus hijos y con el padre de él, el acusado, de 72 años.

Todas estas personas pernoctaron en la finca, donde permanecieron hasta el domingo, día 7. Ese día, después de la sobremesa, sobre las 17.00 horas, el acusado se dirigió al gallinero, situado detrás de la casa. Le acompañaba la niña, que habitualmente bajaba a ver las aves en compañía de sus parientes.

Esta circunstancia fue aprovechada por el acusado que, en un momento dado, realizó tocamientos a la menor, por debajo de la ropa interior. Cuando la niña regresó al lugar en el que se encontraban los mayores, ante su repentino cambio de humor, la actitud triste y llorosa, interrogada por su madre, le contó lo sucedido.

Según se apunta, la menor no precisó atención médica ni psicológica y no le restan secuelas. Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito de abusos sexuales.

Tras reconocer los hechos, el acusado admitió una condena de 2 años de prisión; inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; prohibición de aproximarse a la menor, a su domicilio, lugar de estudios, esparcimiento o cualesquiera otros frecuentados por ella a menos de 300 metros, así como de comunicar con la misma por cualquier medio o procedimiento durante 4 años; inhabilitación especial para cualquier profesión, cargo u oficio que conlleve contacto con menores de edad durante 5 años; y la medida de libertad vigilada durante 5 años. Se impondrán al acusado las costas del juicio y el acusado indemnizará a la menor con 2.000 euros.