viernes, 28 enero 2022 18:18

Castilla y León estudia restricciones para frenar la sexta ola

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha avanzado este jueves que el Ejecutivo estudia restricciones para frenar la sexta ola aunque ésta decisión se tomará en base a un informe del Comité de Expertos autonómico que se reunirá en la tarde del próximo lunes 20 de diciembre, al tiempo que ha augurado «días difíciles».

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Igea ha insistido en que la decisión sobre las medidas a adoptar dada la escalada de casos de Covid-19 ha defendido la puesta en marcha de medidas «efectivas» y basadas en aquello que se ha demostrado que funciona y se que centra en la «limitación o restricción» de contacto social.

No obstante, Igea ha considerado importante que se valoren restricciones que se acompasen con la saturación hospitalaria actual y cuenten con el consenso sanitario de expertos y responsables de salud pública.

«Nuestro llamamiento es evitar grandes reuniones, fomentar el uso mascarilla, reducir contactos grupos sociales y laborales, priorizar el teletrabajo y mejorar las técnicas de rastreo», ha defendido Igea, tras lo que ha avanzado que la Junta ha solicitado ya «más rastreadores». Sobre este aspecto, el vicepresidente ha señalado que se ha reclamado al ejercito 60 efectivos más que se sumen a los 480 rastreadores que trabajan en la Comunidad –348 de la administración regional y 132 del ejército–.

«Esperamos días difíciles durante las próximas semanas», ha zanjado Igea, quien ha presentado una campaña que se comenzará a difundir por las redes para llamar a la población a secundar las medidas de protección existentes desde la responsabilidad individual bajo el lema: ‘También depende de ti que Castilla y León sea segura’.

El vicepresidente no ha ocultado que la situación epidemiológica actua le preocupa «seriamente», ya que la Comunidad alcanza una incidencia media de 655 casos a 14 días, con especial preocupación en Valladolid con 963 casos y al alza. Ante este escenario ha explicado que se estudiará un cambio en el nivel epidemiológico actual que se encuentra en «riesgo controlado» para escalar peldaños.

Del mismo modo, Igea ha recordado que el Centro Europeo de Control de Enfermedades ha indicado en su informe que va a ser necesario que se adopten medidas no sanitarias para contener el avance de la variante Delta y Omicron, de la que ya hay 11 casos en la Comunidad, ocho de ellos procedentes de un brote en Soria.

Para Igea, lo preocupante de esta variante es el volumen de contagios, ya que, según los estudios iniciales parece que no es más letal que el resto de variantes. Así, ha recordado a los ciudadanos que estar vacunado no exime de poder contagiar la enfermedad, por lo que ha vuelto a reclamar el cumplimiento de las medidas que se conocen como efectivas como el uso de mascarilla, la distancia social y la ventilación.

De este modo, el vicepresidente de la Junta ha confiado en que en la reunión del Consejo Interterritorial se avance alguna medida para paliar el volumen de contagios que afecta al conjunto del país y espera también el informe del Comité de Expertos para adoptar decisiones más restrictivas ante un horizonte «preocupante».

No obstante, Igea ha insistido en que actualmente la estrategia de la Junta se basa en la vacunación masiva y en la responsabilidad individual tras rechazar por «falta de evidencias» el pasaporte Covid. «Hemos tomado medidas», ha asegurado.

«La situación es difícil y va a ser más difícil porque la variante es muy transmisible», ha concluido.