miércoles, 19 enero 2022 11:05

La fiscal superior de Madrid se reúne con Marea de Residencias ante las críticas por su «inactividad»

La fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Almudena Lastra, se ha reunido con integrantes de la plataforma Marea de Residencia, que agrupa a familiares de mayores fallecidos en residencias de la región durante la primera ola de la pandemia, ante su malestar contra el Ministerio Público por su supuesta «inactividad» al no investigar la no derivación de ancianos a hospitales.

El encuentro, en el que estaba presente la fiscal provincial de Madrid, Pilar Rodríguez, se produce después de que el pasado 11 de noviembre familiares de las víctimas protestarán frente a la sede de la Fiscalía Superior de la Comunidad de Madrid, que se ubica en la misma sede de la calle General Castaños que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La protesta se debía al estar incluida en la Memoria de la Fiscalía de Madrid la afirmación acerca de que los protocolos de exclusión sanitaria contenían «una serie de recomendaciones, que todos los geriatras hospitalarios que informaron señalaron que tenían valor meramente orientativo y no excluían la valoración integral de cada paciente».

A los días de decretarse el primer estado de alarma, la Comunidad de Madrid publicó un protocolo que instaba a no derivar a los mayores contagiados de Covid a los hospitales madrileños ante la saturación del sistema sanitario.

El colectivo se manifestó entonces contra la Fiscalía por dar la espalda a las víctimas, presentando en el registro una solicitud para poder reunirse con la fiscal superior de Madrid con la finalidad de hacerle llegar sus quejas.

Durante la reunión, que se ha prolongado durante más de dos horas, Almudena Lastra se ha comprometido a seguir investigando «con celo» los casos que les lleguen a través de las distintas fiscalías de área de la Comunidad de Madrid.

Tras la reunión, Lastra ha explicado que desconocía que Marea de Residencias quería tener un encuentro, dado que ella «se reúne con todo el mundo» y si hubiera sabido su deseo, hubiera bajado el pasado 11 de noviembre a hablar con los familiares.

«Nos han planteado que hay cierta censura por la inactividad pero les hemos aclarado cómo hemos trabajado y cómo estamos entregados a este tema porque somos absolutamente empáticos con la situación», ah reseñado.

De este modo, la fiscal superior de Madrid ha insistido en que desde el primer minuto de la pandemia se ha estado controlando la situación en las residencias con independencia de las denuncias presentadas.

Desde que se inició la crisis sanitaria, la Fiscalía de Madrid ha presentado denuncias por homicidio imprudente y omisión del deber de socorro; ha recurrido los archivos de las causas que ha considerado y está presente en la tramitación de muchos procedimientos.

«Desde la Fiscalía se han analizado todas y cada una de las denuncias y se ha estudiado si encajaban en algún tipo penal. No hemos hecho nada distinto al que ha podido hacer el TSJM con las querellas presentadas», ha subrayado.

Así, Lastra ha reseñado que «esto no ha terminado» y que desde la Fiscalía de Madrid seguirán tramitando con todo el celo los procedimientos que haya sobre esta cuestión.

En cuanto a los protocolos, la fiscal ha explicado al colectivo cómo funcionan estas instrucciones para homogeneizar las actuaciones que se pueden interpretar de manera diferente, así como que los protocolos se han estudiado en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM y que eran acordes con la legalidad.

«Hay que ver qué ejecución se ha hecho con los protocolos y eso es lo que se está investigando de oficio o a raíz de denuncias de familiares», ha dicho y ha agregado que en la Memoria aludida el fiscal anterior en su cargo Jesús Caballero daba una explicación de lo que era un protocolo de actuación.

«Nosotros no hemos percibido que hubiera una orden o prohibición», ha recalcado, lo que a su juicio pone de manifiesto «la mala gestión del modelo de residencias implantado en toda Europa». «Habrá que aprender y sacar conclusiones para que en las residencias se lleven a efecto otro tipo de pautas de actuación», ha considerado.