sábado, 22 enero 2022 21:42

ILM Abogados se encarga de la reclamación de indemnizaciones de hasta 2.500 € para los que pagaron de más por su vehículo de 2006 a 2013

Los compradores de coches, en España, entre febrero de 2006 y agosto de 2013, pueden haber sido víctimas de lo que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) calificó como distorsión del mercado y abuso de poder. Los concesionarios conformaron un cártel coche, pactaron la subida del precio de los automóviles y obtuvieron ganancias extraordinarias e ilegítimas.

Es por este motivo que el despacho ILM Abogados, que se especializa en derechos del consumidor, brinda asesoramiento y representación a quienes hayan pagado este sobreprecio. Simplemente, se requiere completar un breve formulario en el sitio web o la página de Facebook de la firma para recibir asesoramiento gratuito.

Motivos por los que están devolviendo el dinero

La CNMC ha condenado a 26 marcas de automóviles a pagar una multa por haber conformado un cártel coche para subir artificialmente los precios de los vehículos. La maniobra se consideró como un abuso de posición en el mercado y, por lo tanto, ilegal. Las marcas involucradas son: Alfa Romeo, Audi, BMW, Chevrolet, Chrysler, Citroën, Dodge, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Jeep, Kia, Lancia, Mercedes, Mitsubishi, Nissan, Opel, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Skoda, Volkswagen, Toyota y Volvo.

Lo que probó la CNMC en 2015 es que las marcas intercambiaron información confidencial que luego utilizaron en beneficio propio para el control del mercado y la distribución. Las multas impuestas fueron ratificadas recientemente por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, después de desestimar la apelación de las automotrices.

Se calcula que hay alrededor de diez millones de afectados, por ello es recomendable que todos los que hayan comprado un coche de alguna de esas marcas, dentro de las fechas indicadas, realicen una consulta para conocer si pueden beneficiarse de la indemnización, una suma que podría ascender hasta los 2.500 euros.

¿Qué documentos se necesitan para reclamar?

Lo más importante para los potenciales damnificados por el cártel coche es contar con la factura de compra o cualquier documento similar que acredite la operación. Las víctimas del abuso de poder pueden haber conseguido el automóvil a través de una compra, leasing o renting y se estima que la cantidad a reclamar es de entre un 10 y un 15 % de lo que se pagó en aquel momento.

Los papeles necesarios para iniciar el proceso son la factura de adquisición del vehículo, en caso de una operación de compra, o la póliza suscrita con la entidad financiera, en caso de leasing o renting. Además, se debe presentar la ficha técnica y el permiso de circulación del vehículo. Desde ILM Abogados, informan que, en caso de no contar con la factura, también se puede reclamar mediante un justificante de la transferencia de abono del vehículo, que se puede solicitar en el banco o mediante el contrato de financiación, presentando los últimos 4 recibos.

Los afectados por el cártel coche deben presentar, para obtener su indemnización, una demanda judicial ante el Juzgado Mercantil en un plazo breve de tiempo, por lo que resulta aconsejable recurrir, cuanto antes, a los servicios de un despacho como ILM Abogados, especialista en enfrentarse a las grandes empresas que perjudican a los consumidores.