viernes, 28 enero 2022 17:37

Feijóo anticipa medidas «proporcionadas» para reducir la interacción social en fin de año

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha declinado concretar qué medidas saldrán del comité clínico que se reúne este lunes, pero ha avanzado pasos «proporcionales y proporcionados» encaminados a reducir las interacciones sociales en fin de año con el objetivo de mantener «bajo control» la presión hospitalaria y «proteger salud y economía» frente a la evolución de la pandemia.

Con el debate de los cotillones y del formato de las Cabalgatas de Reyes encima de la mesa, Feijóo ha evitado dar por cerradas decisiones antes de que el comité de expertos que asesoran al Ejecutivo autonómico se siente para debatir, pero ha remarcado en varias ocasiones que hasta ahora en Galicia no se había adoptado «ninguna restricción» y ha llevado el foco a la hostelería, por ejemplo.

Así, ha advertido que, aunque la situación es «tranquila» en los hospitales gallegos por el momento y la evolución «no está siendo mala» ni en planta ni en UCI, la incidencia y la tasa de positividad son «muy altas», por lo que, si se mantiene a lo largo de varios días el incremento de contagios, esto podría cambiar.

«Es evidente que con 3.000, 2.700 o 2.500 casos diarios de forma acumulada en los próximos días estaríamos en una situación hospitalaria no tan tranquila», ha incidido el presidente gallego, antes de recalcar que, en todo caso, en los diferentes factores, la evolución en Galicia es «mejor» que la media del país.

Su mensaje ha estado marcado por el llamamiento a la «tranquilidad», pero también a la prudencia, y también ha apuntado al impacto que tiene sobre la economía cada contagio de covid-19 y su correspondiente cuarentena. «Significa para millares de instituciones públicas, empresas, emprendedores y autónomos, personas que dejan de trabajar entre 10 y 14 días», ha esgrimido.

EVITAR EFECTOS «MUY NOCIVOS» PARA LA HOSTELERÍA

Con estas premisas sanitaria y económica, ha insistido en que los expertos clínicos que asesoran a la Xunta determinarán «si lo lógico» de cara a fin de año es adoptar alguna estrategia para «reducir la interacción social», en un contexto marcado también por la explosión de la variante Ómicron, que llega «en la peor quincena en la que podría producirse», dado el propio carácter de las fiestas navideñas.

«Hasta hoy no habíamos impuesto ninguna restricción en hostelería ni en ningún otro sector. Estamos aguantando de forma razonable(…) Pero vamos a ver, vuelvo a reiterar, en esta situación qué es lo proporcional y proporcionado, qué es lo que debemos buscar», ha cuestionado, para concluir que lo que es preciso buscar es reducir la interacción social.

«Vamos a ver si podemos disminuir la interacción social en los próximos días sin producir efectos muy nocivos en el sector servicios y especialmente en la hostelería», ha concluido.

AVAL JUDICIAL

Preguntado acerca de si los pasos podrían ir en la línea de medidas tomadas por Asturias o Cataluña y, si le preocupa, en este caso, el aval judicial, Feijóo se ha vuelto a quejar del impacto de que siga sin haber una legislación para el conjunto del país y ha remarcado que, incluso ante los mismos supuestos, distintos altos tribunales autonómicos han fallado en distinto sentido.

«Ahora bien, tengo que decir que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) siempre actuó, al menos en la inmensa mayoría de los casos, conforme a la petición del comité clínico y de la Dirección Xeral de Saúde Pública de la Xunta», ha dicho.