martes, 25 enero 2022 23:50

Más Madrid ve con estupor un presupuesto diseñado para Vox y aprobado por el «comodín» de Almeida

El portavoz de Hacienda de Más Madrid en el Ayuntamiento, Miguel Montejo, ha reaccionado con «estupor» a la aprobación del presupuesto de 2022 en comisión con el apoyo en solitario de Recupera Madrid, unas cuentas diseñadas en origen para «ser aprobadas por la ultraderecha y que finalmente van a ser aprobadas por el grupo comodín que inventó José Luis Martínez-Almeida», el grupo «tránsfuga».

Ese «comodín» lo permitió el alcalde «para soslayar la democracia poniendo en riesgo a todos los ayuntamientos de España con la decisión de crear un Grupo Mixto a todas luces ilegal y tránsfuga».

A su salida de la comisión extraordinaria de Hacienda, Montejo ha criticado al primer edil que «se haya saltado todas las líneas rojas de lo que debe ser un partido de Estado y de Gobierno para aprobar un presupuesto cuyas enmiendas transaccionales no van a llegar al 0,5% del presupuesto global del Ayuntamiento», esto es, «es esencialmente el mismo presupuesto que se presentaba».

La rebaja del IBI «sigue existiendo pero formulada de una manera distinta, de forma creativa y sin afrontar los retos futuros». «El Ayuntamiento va a resolver con chapa y pintura para un coche sin etiqueta ambiental», ha comparado al referirse a este «día triste y gris para Madrid y para la democracia».

LA DECISIÓN DEL MIXTO «VUELVE A COLOCAR A VOX EN EL CENTRO»

Montejo cree que con la decisión del Grupo Mixto no se aleja a Vox de las decisiones de calado sino que ha vuelto a colocar a los de Javier Ortega Smith «en el centro de un debate porque en 2023 el ticket electoral es la derecha con la ultraderecha».

«Este acuerdo sólo presenta un sinsentido del alcalde, que vuelve a colocar las demandas de Vox, que vuelven a estar permanentemente en el centro de un debate que es de donde hay que sacarlos», ha advertido.

En este presupuesto falta «una política comprometida con el feminismo, con los derechos LGTBI porque ninguna enmienda presenta un avance en ese sentido, no son más que blanqueamiento de proyectos futuribles que dependerá de un gobierno que no es de fiar».

Y se suma a una política de movilidad, «que es lo que de verdad rompió con Vox de Martínez-Almeida, de garantizarle al coche el espacio público que ocupa, se mantiene, aunque no de la manera que le gustaría a Vox, aunque también es verdad que hay un comisario europeo con una multa encima de la mesa que costaría dos presupuestos».

Para Más Madrid la prórroga presupuestaria no hubiera sido «dramática excepto para Martínez-Almeida porque los fondos europeos y las subvenciones nominativas se pueden resolver con modificaciones de créditos o con otras formas de contratación».