domingo, 16 enero 2022 21:26

Casado cree que Mañueco logrará una mayoría para gobernar en solitario

el corte ingles

El líder del PP, Pablo Casado, considera que el presidente de Castilla y León y candidato a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco, puede lograr una «mayoría amplia para gobernar en solitario» y argumenta que si se produce ese escenario, en caso de no obtener mayoría absoluta, Vox tendrá que «retratarse» en la investidura, como ocurrió recientemente en la Comunidad de Madrid.

Así se ha pronunciado en una rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que se ha celebrado de forma telemática, si bien ha contado con la asistencia presencial de Mañueco, quien a su llegada a la reunión ha asegurado a los periodistas que aspira a gobernar en solitario y ha pedido concentrar el voto en el PP para evitar «el sanchismo campe a sus anchas» en Castilla y León.

Al ser preguntado cómo piensa armar el nuevo Gobierno en CyL después de que Cs ya haya anticipado que no apoyará a Mañueco y los sondeos no otorguen al PP mayoría absoluta, Casado ha indicado que en el partido piensan que Mañueco «puede tener una mayoría amplia para gobernar en solitario».

NO DESCARTA QUE MAÑUECO LOGRE MAYORÍA ABSOLUTA

«Ojalá fuera con mayoría absoluta, que yo no lo descarto, pero también puede ser teniendo más escaños que la alternativa y eso es lo que ha pasado por ejemplo en la Comunidad de Madrid. Y en este caso serán los demás partidos los que se retraten en la investidura», ha manifestado.

De hecho, el jefe de la oposición ha extendido también esta reflexión a nivel nacional si hubiera elecciones generales en España, ya que, a su entender, es en una investidura cuando los partidos «se tienen que retratar».

Casado se ha mostrado convencido de que pueden tener «un gran resultado» en Castilla y León y «gobernar en solitario». Además, ha defendido concentrar apoyos en el PP para no seguir dependiendo de gobiernos de coalición que pueden hacer que las legislaturas «no duren» o que «haya conatos de moción de censura como la que se ha visto».

Al ser preguntado si ha tenido o piensa tener una conversación con la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, que sigue siendo su socia en otras plazas, Casado ha replicado que no puede tener una conversación sobre el adelanto de las elecciones en CyL porque es una decisión «tomada libremente y sin ninguna indicación nacional» por parte de Mañueco.

Casado ha señalado que esa misma libertad tendrá el presidente andaluz, Juanma Moreno, «si decide convocarlas antes de la fecha en la que se cumplen cuatro años de su investidura». «Llega un momento en el que tampoco podemos estar contestando a las cuestiones que se publican que no son ciertas», ha apostillado.

El presidente del PP ha insistido en que la dirección nacional «nunca» ha pedido a un presidente autonómico que convoque elecciones y es «falso» que esto sean órdenes de ‘Génova’, como sostiene Cs. «Ciudadanos tendrá que evaluar por qué están en esta situación y llevamos ya tres gobiernos que tienen que adelantar las elecciones o cambiar de gobierno porque no se están haciendo cosas de manera leal», ha advertido.

UNA CAMPAÑA «MUY PEGADA AL TERRITORIO»

Además, ha indicado que si lo que pide Cs es apoyar enmiendas en el Presupuesto «en contra del criterio del presidente autonómico es una gran deslealtad». «Y sobre todo, eso es que te toman la medida a partir de entonces y es lo que ha pasado con el presupuesto de Castilla y León. Si un partido localista pide una enmienda con la que no está de acuerdo el presidente de la Junta de CyL, que su socio diga que la va a apoyar con el PSOE es una deslealtad tremenda», ha aseverado.

Casado ha confirmado que «todo el partido» se volcará en la campaña electoral y será «muy pegada al territorio», hablando de «los problemas de Castilla y León». Según ha precisado, algunos días coincidirá con Mañueco pero otros estará solo en otras provincias.

El líder del PP ha dicho que a «los excelentes resultados» en Galicia y Madrid le van a seguir los resultados en Castilla y León y Andalucía. Y después del retroceso electoral que vivieron en País Vasco y Cataluña, ha dicho que al partido «le va bien» en esas autonomías cuando gobierna a nivel nacional. «Estoy convencido de que cuando gobernemos en España vamos a recuperar ese peso electoral en Cataluña y País Vasco», ha recalcado.

«CAMBIO DE CICLO IMPARABLE»

Al ser preguntado a qué está dispuesto a renunciar el PP por el voto de Vox si lo necesita para gobernar en España, como recogen las encuestas, Casado ha dicho que espera que la distancia con el PSOE «se amplíe aún más» si hay generales y el PP pueda tener una «mayoría suficiente de gobierno», de forma que «tenga más escaños que la suma de los partidos de izquierda y nacionalistas».

«Hay muchas alternativas. Lo que queda claro es que no vamos a renunciar a nuestro programa ni a nuestros principios ni a nuestros valores», ha recalcado, para defender los acuerdos puntuales que se están produciendo en las autonomías, pero gobernando en solitario.

Tras reivindicar la moderación, la centralidad y la transversalidad, ha dicho que los españoles piden «más fortaleza institucional, más crecimiento económico y empleo, y mejores servicios públicos y Estado de bienestar» como plantea el PP. «Creo que es una propuesta imbatible y por eso los españoles ya están viendo un cambio de ciclo imparable», ha concluido.