miércoles, 26 enero 2022 18:41

Robles despide a un coronel que pidió parar la vacunación en las Fuerzas Armadas

La Ministra de Defensa, Margarita Robles, despidió al Coronel del Ejército del Aire, Carlos Martínez-Vara del Rey, después de que este le solicitara parar inmediatamente la vacunación a las Fuerzas Armadas -y población en general- hasta que se hagan los correspondientes análisis sobre la presencia de elementos tóxicos en los viales, según han difundido la Asociación de Militares Españoles (AME). MONCLOA.com se ha puesto en contacto con el Ministerio de Defensa cuyo gabinete ha rechazado dar explicaciones sobre el asunto. Sin embargo, ante el silencio de Robles, la Asociación de Militares Españoles asegura el cese del coronel.

A Robles no le ha temblado la mano para poner de patitas en la calle a este coronel que alertaba y tumbaba la postura que el Gobierno de España viene defendiendo desde el comienzo de la vacunación y es que los sueros son seguros para la salud de los ciudadanos españoles.

EL CORONEL Asegura QUE las vacunas «NO HAN SIDO APROBADaS FORMALMENTE «

Martínez-Vara, a través de una misiva dirigida a la titular de Defensa, exponía que la población está recibiendo la recomendación por parte del personal sanitario de que se vacunen contra la Covid-19 con medicamentos procedentes de distintos fabricantes. Este, ahora excoronel, alega que «no han sido aprobados formalmente» y que se están administrando bajo «el amparo legal de una autorización condicional de comercialización, por vía de urgencia».

Además, en el comunicado explica que hay suficientes pruebas de estudios que alertan de los «potenciales riesgos» para la salud de las personas por la presencia de sustancias tóxicas en los viales empleados, entre ellas Pfizer, Moderna, Janssen y Astra Zeneca. Para respaldar su posición menciona varios estudios sustentados por el más «alto rigor científico».

Uno de ellos dirigido a la investigación de la presencia de grafeno en las vacunas comercializadas por distintas farmacéuticas. Por otra parte, destaca otro estudio cuya conclusión recoge que los sueros están provocando que la población esté disminuyendo progresivamente sus defensas frente a cualquier enfermedad debido a una proteína que daña el sistema inmunológico.

Por ello, solicitaba a Robles dos cuestiones. Por un lado, que se den las instrucciones pertinentes, en el ámbito del Ministerio de Defensa o en coordinación con otras entidades de la Administración del Estado, para que se puedan llevar a cabo contra-análisis de lotes aleatorios de las inoculaciones que actualmente se están administrando a las Fuerzas Armadas y a la población española. Por otro, que se detenga cautelarmente la actual campaña de vacunación de la Covid-19 en las Fuerzas Armadas y en la población, hasta que no se disipen las dudas sobre la presencia de óxido de grafeno reducido y otras posibles partículas y elementos potencialmente tóxicos que puedan generar un riesgo para la salud.

Martínez-Vara, además de coronel del Ejército del Aire, también es Jefe de la Sección de Altos Estudios de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS) y Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN). A pesar de su preparación y todos los datos consultados por este militar, la ministra parece hacer oídos sordos ante las alertas que remitidas.

LAS FUERZAS ARMADAS OBLIGADAS A VACUNARSE

Ya no solo es que las vacunas necesiten pasar por revisión, Carlos Martínez también denuncia que estén obligando a las Fuerzas Armadas a recibir al menos una dosis para poder realizar la Comisión de Servicio, embarcado o en el extranjero. Todo ello sin que se «exija prescripción médica, se proporcione información detallada ni consentimiento informado que preceda a esta inoculación».

Una situación que, según resalta el coronel, no se rige por criterios científicos y, además, «se encuentra en violación de innumerables derechos» que promueven incluso la discriminación y perjuicio contra otros militares que no acate esa orden. Asimismo, se trata de una cuestión que provoca un «claro conflicto de obediencia en el militar que estando sano o incluso habiendo desarrollado anticuerpos contra la Covid-19 desee cumplir con sus obligaciones profesionales dentro del marco constitucional» añade.

Una cuestión que también preocupa a la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) que a través de un comunicado ha pedido a la Subsecretaría de Defensa que unifique criterios sobre el trabajo diario que pueden o no realizar los militares que voluntariamente hayan decidido no vacunarse. Desde ATME destacan que actualmente no cuentan con ninguna normativa que especifique las funciones, misiones o servicios que pueden o no realizar.

Además, comparte la misma opinión suscrita por el coronel, que este asunto presenta una dificultad evidente al enfrentar el derecho a no vacunarse con las medidas de salud públicas que puede ocasionar la participación de este personal en diferentes actividades realizadas en el marco de las unidades.