miércoles, 26 enero 2022 19:10

Robles visitará a los 350 militares españoles desplegados en Letonia para disuadir la amenaza rusa en la frontera

La ministra de Defensa, Margarita Robles, viaja este jueves a Letonia para visitar a los 350 militares españoles desplegados en una misión de la OTAN frente a la frontera para disuadir una posible amenaza rusa.

España participa desde el año 2017 en esta operación de la Alianza Atlántica que se diseñó con el objetivo de mantener una presencia permanente en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia como medida de disuasión y defensa. El objetivo, según definió la OTAN, es «prevenir posibles conflictos, proteger a los aliados y preservar la paz y estabilidad más allá de las fronteras de la Alianza».

La denominada ‘Enhanced Forward Presence’ es de naturaleza defensiva, multinacional, basada en aportaciones voluntarias de cada país, interoperable y con capacidad para desplegar en los países bálticos y Polonia.

La decisión fue adoptada en la Cumbre de Varsovia del año 2016 y en junio de 2017 comenzaron los despliegues, sumando un total de 4.000 militares divididos en cuatro Grupos Tácticos Multinacionales, Battle Group (BG), en los Países Bálticos y Polonia.

España forma parte del Battle Group de Letonia, que se ubica en la base de Adazi, al norte de Riga. Está liderado por Canadá y en él se integran militares de otras 7 naciones: Albania, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Italia, Montenegro y Polonia.

Actualmente forman parte del contingente español unos 350 militares que llegaron a Letonia en julio de 2021 y tienen previsto su regreso a España en enero de 2022, la mayoría de la Brigada ‘Extremadura’ XI del Ejército de Tierra. Durante este periodo han participado en diversos ejercicios con los Ejércitos del resto de países, llegando a tener que enfrentarse a temperaturas cercanas a los -20 grados centígrados.

En cuanto al material, la misión de Letonia es la única en la que las Fuerzas Armadas cuentan con los carros de combate ‘Pizarro y ‘Leopardo’, además de morteros pesados de 120 mm, misiles contracarro ‘Spike’, aviones no tripulados, un equipo de control para ataques aéreos y tiradores de precisión.

España también aporta puestos en el cuartel general del Battle Group, entre ellos ostenta la segunda jefatura de esta unidad, a cargo de un comandante de infantería. Y contribuye con tres militares en el cuartel general de la Brigada letona.