miércoles, 26 enero 2022 19:19

Cajas de madera: La importancia del embalaje industrial

Cuando hablamos de la importancia de la calidad en diferentes procesos relacionados con la industria a menudo nos perdemos en cuestiones de logística, maquinaria o recursos humanos.

El embalaje industrial es, en muchas ocasiones un gran olvidado, sin embargo, resulta uno de los puntos más importantes en una gran cantidad de procesos que necesitan del material adecuado para proteger los recursos, crear eficiencia en los traslados e incluso por una cuestión de seguridad.

El embalaje industrial es una pieza fundamental

En muchas ocasiones, el embalaje industrial tiene poco protagonismo y es un asunto al que no se le otorga la importancia que verdaderamente tiene en diferentes negocios de esta magnitud.

En cambio, no se debe descuidar que proteger y asegurar la carga es algo que garantiza un ahorro y supone una crucial prevención ante los posibles daños. Una mala elección en los materiales o formatos puede poner en peligro las piezas o sustancias que la industria maneja e incluso provocar accidentes indeseados entre los trabajadores por falta de seguridad.

Por otro lado, si el material embalado sufre daños, esto puede ir suponiendo poco a poco un cúmulo de pérdida económica para la industria nada despreciable. De hecho, en muchas ocasiones se trata de algo muy sutil que únicamente se percibe cuando pasan largos periodos de tiempo y se analizan los balances de cuentas.

En definitiva, usar el embalaje correcto y de calidad puede suponer un gran cambio en la eficiencia, la economía e incluso en la salud. Para ello, es vital contar con buenos proveedores e interesarse por los materiales que componen los embalajes.

Los materiales para el embalaje industrial: las cajas de madera

Uno de los embalajes más utilizados por las empresas dedicadas a la importación y exportación, es sin duda, las cajas de madera. Estos productos presentan grandes ventajas a la hora de transportar materiales y tienen otras cualidades que los hacen especialmente atractivos, como su sostenibilidad medioambiental y el beneficio social que reportan.

Las cajas de madera son utensilios naturales cuyo proceso de fabricación requiere menos energía que el de otras alternativas, sin perder robustez ni calidad en los acabados. Es un material muy duradero que se puede reciclar al completo o reutilizar, por lo que la industria sabe ofrecerle una segunda vida y recuperar parte de la inversión inicial con ello.

Este tipo de embalaje se usa especialmente para los envíos de productos por vías tanto aéreas como marítimas o terrestres y protege de manera contundente los materiales. Se trata de cajas duras que aguantan muy bien los traslados y los golpes e incluso se puede encontrar modelos recubiertos con armazones metálicos que hacen de este embalaje un excelente seguro para cualquier artículo frágil.

Por último, cabe recordar que el uso de materiales sostenibles en la industria puede beneficiar la supervivencia de los bosques y es un atractivo social para la marca, que verá en sus clientes una gran aceptación en el uso de este tipo de recursos de forma interna. Una alternativa que suma en diferentes sentidos.