viernes, 28 enero 2022 10:26

PSOE y Podemos quieren que la ley de violencia de género incluya el término ‘violencia vicaria’

el corte ingles

PSOE y Unidas Podemos quieren introducir en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género el término ‘violencia vicaria’, alegando que se trata de uno de los mandatos del Pacto de Estado contra esta lacra.

La violencia vicaria es aquella que se ejerce con el objetivo de causar perjuicio o daño a las mujeres a través de sus familiares o allegados de las víctimas y, especialmente, a través de sus hijos.

Los dos partidos que sustentan el Gobierno buscan este cambio en la tramitación de la Ley de Garantía de la Libertad Sexual –conocida como Ley ‘solo sí es sí’– que se tramita en el Congreso, a través de una enmienda parcial conjunta.

En concreto, proponen una nueva disposición final que modifica varios artículos de la Ley Integral contra la Violencia de Género, e introduce en tres de ellos el término ‘violencia vicaria’, por ejemplo para garantizar que, dentro de la asistencia social, haya profesionales de la psicología infantil para la atención a hijos de víctimas de violencia de género, «incluida la violencia vicaria».

El concepto de dañar a una mujer a través de la violencia contra sus seres queridos y especialmente sus hijos, ya aparecía recogido en la ley contra la violencia de género pero no se utilizaba el término ‘violencia vicaria’.

En concreto, en su redacción actual, la norma dice que la violencia de género «también comprende la violencia que con el objetivo de causar perjuicio o daño a las mujeres se ejerza sobre sus familiares o allegados menores de edad» por parte de «quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad».

ANNA, OLIVIA y ROCÍO CARRASCO

La enmienda de PSOE y Unidas Podemos introduce ahora esta expresión acuñada en 2012 por la psicóloga Sonia Vaccaro y que ha calado en la población española, sobre todo, desde el asesinato de Olivia y Anna, las menores que desaparecieron en Tenerife el pasado mes de abril después de que su padre, Tomás Gimeno, dijera a su expareja y madre de las niñas que nunca las volvería a ver.

Tras varias semanas de búsqueda, fue encontrado el cadáver de una de las pequeñas en el fondo del océano, mientras que el cuerpo de su hermana aún se está buscando.

Este tipo de violencia también se ha hecho popular entre la ciudadanía tras la emisión del testimonio de la hija de Rocío Jurado, Rocío Carrasco, en el que denunció el uso de sus hijos por parte de su exmarido.

En 2021 han sido 6 los menores asesinados por sus padres, las parejas o las exparejas de sus madres para ejercer sobre ellas violencia de género, cuatro más que en el anterior. Además, la Delegación de Gobierno contra esta lacra se encuentra recabando datos para determinar si el asesinato de una niña de 3 años este viernes, 31 de diciembre, a manos de su padre en Madrid, es un nuevo caso de violencia de género.

FORMACIÓN

Del mismo modo, PSOE y Unidas Podemos proponen con su enmienda que jueces, fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado reciban unos cursos específicos sobre igualdad y violencia de género, teniendo en cuenta «la violencia vicaria». También plantean que los protocolos de los servicios forenses para actuar en casos de violencia de género presten atención a este tipo de violencia.

Por su parte, Unidas Podemos ha registrado una enmienda en solitario que modifica el objeto de la Ley y, entre otros aspectos, señala que la violencia que, con el objetivo de causar perjuicio o daño a las mujeres, se ejerza sobre sus familiares o allegados de las víctimas, ya recogida en la norma, es «violencia vicaria».