miércoles, 26 enero 2022 18:23

Vox critica la «autocomplacencia» de Urkullu y dice que la solución a los problemas de Euskadi es «más España»

La parlamentaria del Grupo Mixto-Vox en la Cámara vasca, Amaia Martínez, ha criticado la «autocomplacencia» del discurso de fin de año del lehendakari, Iñigo Urkullu, y ha asegurado que la solución a los problemas de Euskadi es «más España».

Martínez ha denunciado, a través de un comunicado, la «nula autocrítica» y los «sonoros olvidos» en los que, a su juicio, ha incurrido el lehendakari en su mensaje de fin de año.

La representante del Grupo Mixto-Vox ha reiterado sus críticas al «blanqueamiento del entorno terrorista, así como al «creciente autoritarismo» y la «negligente gestión» de la pandemia por parte del Gobierno Vasco.

Martínez ha cifrado en 282 los actos públicos «de apoyo y reconocimiento a ETA» que, según ha afirmado, se han celebrado este año en Euskadi, frente a los 193 que –según los datos de Covite a los que ha hecho referencia– se llevaron a cabo en 2020. Además, ha indicado que en este balance no se incluyen los actos convocados para este 31 de diciembre.

PERSONAS «DE BIEN»

«Sin duda es un buen año para los nostálgicos del terrorismo», ha manifestado, tras lo que ha indicado que, por el contrario, este ha sido un año «pésimo para las víctimas y para todas las personas de bien de España».

Además, ha criticado el «autoritarismo» con el que el Gobierno Vasco está gestionando la pandemia, una forma de actuar que –según ha dicho– solo se ha visto «frenada por los jueces». Martínez ha reprochado al lehendakari que en su mensaje haya anunciado que Euskadi superará la sexta ola de la pandemia, cuando –según ha criticado– el Gobierno Vasco «no ha visto venir una sola» de las olas de la pandemia.

«El suyo pretende ser el discurso del canciller de ese país quepretende construir con todos los instrumentos a su alcance. Euskadi no como una región española, sino como un país dentro de Europa», ha denunciado.

La parlamentaria ha criticado que esta es «una falacia que vuelve a dejarnos fuera a todas las personas que creemos en España, y que consideramos que más España es la solución a nuestros problemas, nuestra esperanza de futuro». Martínez ha advertido de que la «vacuna» contra el «creciente autoritarismo» de Urkullu es la que ofrecen «las urnas».