miércoles, 26 enero 2022 00:30

Militares denuncian que Robles deje empantanada la ley de derechos y deberes de las FAS

La ley Orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas lleva años sin actualizarse. Colectivos militares han pedido en numerosas ocasiones a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que actualice este texto legislativo, sin embargo, la inanición reina Defensa. Asociaciones profesionales de militares como la Asociación de la Tropa y la Marinería Española (ATME) han pedido a la ministra que incluya algunas modificaciones en esta ley y no han obtenido respuesta por parte del ministerio que guarda silencio y deja pausada esta revisión. «Margarita Robles lleva años dejando empantanada la ley de derechos y deberes de las Fuerzas Armadas», destaca el presidente de ATME, Marco Antonio Gómez en declaraciones a MONCLOA.com.

Y es que esta ley, que aglutina los derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, ha permanecido invariable desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 27 de julio de 2011. Tras más de una década, este texto ha permanecido sin modificación alguna a pesar de que asociaciones militares como ATME hayan reclamado su actualización. Entre los derechos que reclaman estas asociaciones profesionales de militares se encuentra el de poder acceder a los cuarteles para informar sobre el derecho a asociación que tienen los miembros de las Fuerzas Armadas. Cabe destacar que actualmente, los representantes de estas asociaciones profesionales no pueden dar charlas, ni pueden utilizar los canales de comunicación internos para informar sobre su labor. Sin embargo, exmilitares si pueden utilizar estos canales para vender promociones u otros usos que no tengan que ver con el derecho a asociación de estos efectivos.

Fuentes internas de las Fuerzas Armadas aseguran a este medio que las voces críticas dentro del Ejército tratan de ser silenciadas a toda costa por el ministerio. «Margarita Robles siempre va rodeada de altos cargos de las Fuerzas Armadas a los actos imposibilitando así que los soldados de las escalas más bajas la aborden para explicarles sus problemas, si hacen eso les cae una orden de arresto», explican estas mismas fuentes.

Ante la imposibilidad de hacer llegar a la cúpula ministerial las reivindicaciones del personal de las Fuerzas Armadas, las asociaciones profesionales trabajan para mejorar las condiciones laborales de todas las escalas. Es por ello que organizaciones como ATME, ASFASPRO o UMT han pedido en numerosas ocasiones encuentros con la instituciones ministeriales para solucionar problemáticas como la escasa retribución que perciben algunas escalas de las Fuerzas Armadas. En la mayoría de las ocasiones, este diálogo con Defensa ha sido complicado a pesar de ser un departamento creado para dar servicio a los efectivos de las Fuerzas Armadas.

LOS MILITARES DENUNCIAN QUE LES TRATEN COMO «MANO DE OBRA BARATA»

Desde las asociaciones militares profesionales lamentan esta falta de dialogo con el Ministerio de Defensa, una institución por la que dicen sentirse infravalorados. «Nos tratan como mano de obra barata», explica el presidente de ATME, Marco Antonio Gómez a MONCLOA.com. Y es que las unidades militares han estado presentes en todas las crisis que se han sucedido a lo largo de los últimos años. Desde la pandemia, hasta el volcán de La Palma pasando por Filomena, el Ejército siempre ha estado ahí para ayudar a pesar de haber obtenido una subida salarial mínima que no favorece a todas las escalas por igual.

el Ejército siempre ha estado ahí para ayudar a pesar de haber obtenido una subida salarial mínima

Desde las asociaciones profesionales demandan que se reconozca en las remuneraciones el esfuerzo durante las crisis de las Fuerzas Armadas. «El personal militar, presente en todo tipo de crisis, a las que se suma esta semana el hacer frente a las crecidas de los ríos, comprueba que mientras en otros ministerios (Justicia, Interior…) el personal va a recibir incrementos salariales reales, para el personal militar solo hay palabras vagas de la Ministra y de la Subsecretaria de Defensa en el Congreso», explican desde la Asociación de la Tropa y la Marinería Española (ATME).