miércoles, 19 enero 2022 00:03

Aragón reforzará sustituciones de docentes y monitores de comedor

El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, ha anunciado que se van a reforzar las sustituciones de docentes –ante la previsión de que se produzcan bajas por el incremento de contagios de coronavirus generado por la variante ómicron– y también las monitoras de comedor para atender a los alumnos de Infantil y de Educación Especial, con el objetivo de preservar los grupos estables de convivencia ya que en estos casos no usan mascarilla y no está prevista la vacunación contra la COVID-19 en edades tempranas.

Así lo ha explicado Faci en rueda de prensa, tras participar de manera telemática en la reunión extraordinaria conjunta del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la Conferencia Sectorial de Educación y la Conferencia General de Política Universitaria, que ha contado con la presencia de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, de la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, y del ministro de Universidades, Joan Subirats.

Faci ha informado de que se va a recomendar a los centros educativos, a través de una Instrucción, que se enviará este miércoles, 5 de enero, que las reuniones de profesores se realicen vía telemática, igual que las de los padres con los tutores, así como suprimir las grupales con las familias y la suspensión de la utilización de los espacios asignados a las asociaciones de padres y madres.

Además, se va a ofrecer a las trabajadoras que estén embarazadas la posibilidad de teletrabajar, si así lo estiman ellas oportuno, y no se permitirá el acceso a los centros educativos de personal ajeno a los mismos, más allá del que se precise para el desarrollo de las actividades educativas.

El consejero de Educación aragonés ha sido tajante al afirmar que en «ningún caso» se ha valorado empezar el curso en una fecha diferente, ni alterar la presencialidad total. «El regreso a las aulas se realizará en la fecha prevista, el lunes, 10 de enero, y con presencialidad total, en todos los niveles educativos, según lo establecido desde el inicio del curso».

A su entender, «si algo hemos aprendido» durante la pandemia del coronavirus es que la actividad presencial «debe ser inalterable, salvo por circunstancias muy especiales y para casos particulares», pero, «en ningún caso, con carácter general».

Ha añadido: «Aunque pueda existir una preocupación por esta cepa de ómicron, la situación en los centros educativos sigue siendo de seguridad, como en el curso anterior».

UNOS CIEN CENTROS SIN CASOS HASTA AHORA

El consejero ha esgrimido que los centros educativos son lugares «de muy bajo nivel de contagio y transmisión» del coronavirus, como lo demuestra el dato de que uno de cada cuatro centros no ha tenido hasta la fecha ningún caso de coronavirus, «unos cien centros» en Aragón.

Además, en el 67 por ciento de aquellos donde se ha registrado un positivo, no ha habido transmisión entre sus contactos estrechos, porcentaje que crece hasta el 83 para los casos en los que la incidencia ha sido de solo un positivo cada diez contactos estrechos.

Respecto a las aulas cerradas este curso, Faci ha apuntado que se ha observado un incremento desde el pasado 26 de noviembre. El 22 de diciembre había 335 aulas cerradas, cifra que supone «menos de la mitad de las de un año antes», cuando hubo 716.

«Aunque pueda existir una preocupación por esta cepa de ómicron, la situación en los centros educativo sigue siendo de seguridad» y los contagios están vinculados al contacto social, no al ámbito educativo, ha sostenido el consejero.

En cuanto a los contactos y cuarentenas, ha indicado que no se ha abordado en la reunión celebrada este martes y se seguirá lo que indica la Estrategia del Sistema Nacional de Salud, que en su última actualización, del pasado 30 de diciembre, precisa que no se va a hacer una identificación y seguimiento de los contactos estrechos, salvo en caso de colectivos vulnerables, ni tampoco cuarentenas.

VACUNACIÓN

Faci ha dicho que más del 87 por ciento de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional tienen las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19, porcentaje que sube a más del 94 por ciento en el caso de los docentes, a quienes ya se les ha comenzado a administrar la tercera dosis.

En el caso de los alumnos de Primaria, cuya vacunación pediátrica empezó a mediados del pasado mes de diciembre, uno de cada tres escolares tiene la primera dosis y la previsión es llegar a alrededor del 50 por ciento a finales de enero y que en febrero se pongan las segundas dosis.

El consejero ha concluido que si bien la transmisión por ómicron es mayor que con otras variantes y la situación «nos tiene que preocupar, no nos tiene que alarmar».

MEDIDAS COMPLEMENTARIAS

Faci ha incidido en la necesidad de que la comunidad educativa cumpla y vigile el seguimiento de las medidas previstas este curso para evitar la propagación del coronavirus y ha anunciado otras «complementarias» y temporales ante el aumento de casos.

Según ha dicho, son medidas «fáciles de flexibilizar», que cuando dejen de ser necesarias, por la bajada del número de contagios, ya no se aplicarán, para agregar que según como evolucione la pandemia, se irá decidiendo lo que es necesario implementar, dedicando los recursos «que sean necesarios» y en coordinación con el Departamento de Sanidad, con el que se mantienen reuniones periódicas desde el inicio de la pandemia.

Así, si este curso los llamamientos de profesores para cubrir las bajas de los docentes se hacían dos veces por semana, a partir de ahora se van a realizar todos los días, como el curso anterior, ante la previsión de que aumenten por la COVID-19, una medida que el año pasado «fue una de las que mejor resultado dio», ha expuesto el consejero.

La posibilidad de que las embarazadas puedan teletrabajar también se recupera del curso anterior, mientras que sobre las reuniones telemáticas Faci ha apuntado que cada centro ha de valorar cuál es su circunstancia para poder implementarlas. A colación, ha comentado que la pandemia ha demostrado que muchas reuniones puede realizarse por esa vía, «reduciendo traslados y otros elementos organizativos».

Sobre los alumnos de Infantil y Educación Especial, ha precisado que la unidad estable de convivencia «se rompe en el comedor escolar» y por eso se va a reforzar allí el personal con el objetivo de «extremar las medidas de control, bien con turnos diferentes, con espacios diferentes o con vigilancia más estrecha».

En el caso de las aulas de madrugadores, «van a permanecer en activo», pero no deberá mezclarse a estos alumnos con los de Primaria, ha aclarado.

El consejero ha comentado, sobre las actividades extraescolares, que se ha de insistir en la obligatoriedad del uso de la mascarilla, tanto en interiores, como en exteriores a partir de los 6 años de edad, –igual que ocurre en toda la actividad educativa–, salvo en la realización de competiciones deportivas vinculadas a los Juegos Escolares.

Faci ha manifestado que se mantiene el equipo COVID, que coordina todas las medidas que se adoptan en los centros, y que desde el próximo lunes, 10 de enero, se va a ampliar, para facilitar el asesoramiento a los centros en la gestión de esta ola pandémica.

El consejero ha agradecido el trabajo de todos los equipos directivos y de la comunidad educativa en su conjunto puesto que si es «compleja» la organización de la actividad escolar en circunstancias de normalidad, «se complica un poco más cuando hay que compaginarla con la COVID-19».

Felipe Faci también ha querido hacer un llamamiento a la responsabilidad y ha recordado que no se debe llevar a un alumno al centro educativo si presenta síntomas compatibles con el coronavirus.