domingo, 23 enero 2022 03:44

Canarias resalta la importancia de las clases presenciales y destaca el cumplimiento del protocolo

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, ha resaltado la importancia de la presencialidad en las clases que se retomarán el próximo lunes y ha destacado el cumplimiento del protocolo para que las aulas sigan siendo espacios seguros.

Así lo ha señalado la responsable regional después de que el Gobierno de España y los Ejecutivos regionales hayan acordado la vuelta a las clases este 10 de enero en las Conferencias Sectoriales de Educación y Formación Profesional, Universidades y Sanidad.

Armas ha ratificado la apuesta unánime por la máxima presencialidad, el cumplimiento escrupuloso del Protocolo de prevención frente al COVID en centros educativos y por seguir promoviendo la vacunación del alumnado.

Además, resaltó el mantenimiento de las medidas de prevención y seguridad en los centros de enseñanza en la lucha contra el virus, entre las que se encuentran la ventilación cruzada, el lavado frecuente de manos, el uso correcto de mascarilla y el refuerzo de las labores de limpieza, junto a la vacunación de niños y jóvenes.

La consejera puso en valor de igual modo la labor desarrollada por la comunidad educativa, «lo que ha convertido a los centros educativos en espacios seguros».

También agradeció la colaboración de las familias en la gestión de la pandemia en el entorno educativo, «que, como saben, no deben enviar a sus hijos o hijas a clase si observan síntomas compatibles con el virus».

Armas apuntó que, «tal y como se viene haciendo desde el principio del periodo lectivo, las Consejerías de Educación y Sanidad seguirán trabajando de forma coordinada y mantendrán encuentros semanales para el seguimiento de la evolución del COVID en el ámbito educativo».

Por su parte, según los últimos datos facilitados por la Consejería de Sanidad, los equipos de vacunación del Servicio Canario de Salud han administrado un total de 41.963 dosis de vacunas contra el COVID a la población pediátrica de entre 5 y 11 años, cifra que se traduce en un 30,65% de ese grupo de edad con la primera inyección. Finalmente, el 81,82% de la población de entre 12 y 19 años de las islas cuenta con una dosis y el 78,94% con la pauta completa.