viernes, 21 enero 2022 15:21

El CGE elogia la decisión del Gobierno de regular el precio de los test de antígenos

el corte ingles

El Consejo General de Enfermería (CGE) ha elogiado la decisión que ha tomado la mañana de este lunes el Gobierno de regular el precio de los test de antígenos de autodiagnóstico que se venden en farmacias.

La iniciativa, anunciada por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, también era una reivindicación del CGE que ha solicitado en los últimos tiempos, en los que la diferencia de precios del mismo test entre unas farmacias y otras llegaba a rozar el 200% y la escalada de casos y escasez de test produjo esta situación.

Al respecto, la entidad instaba a la administración a controlar el mercado ante la especulación que se producía en la antesala de la Navidad.

«No tiene ningún sentido que, en la situación en la que nos encontramos en cuanto a incidencia de casos de coronavirus, los test de antígenos sean utilizados con fines meramente lucrativos. Cabe recordar que desde el principio defendimos que estas pruebas debían realizarlas preferentemente los profesionales sanitarios, pero escierto que tras liberalizarse su venta, hace ya más de seis meses, no tiene sentido que ahora haya quien esté especulando con ello. Las desorbitadas subidas de precios registradas a mediados de diciembre hicieron que ya entonces advirtiéramos de la situación y pidiéramos al Gobierno su intervención. Por eso, hoy, nos parece oportunoel anuncio del presidente y le instamos a que la medida se adopte cuando antes», ha sostenido el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya.

Esta novedad ha recordado al presidente de la organización a lo ocurrido con las mascarillas en 2020, cuando también pidieron limitar su precio, al convertirse en un producto de primera necesidad. «Ya en 2020 ocurrió lo mismo que está sucediendoahora con los precios de los test de antígenos, que se dispararon. No podemos consentir que en la situación en la que nos encontramos, con una variante, Ómicron, cuya capacidad de transmisión es asombrosa, se antepongan los intereses económicos a la salud. No es de recibo que haya personas que se quieran aprovechar de estemomento sean fabricantes, distribuidores, u otros», ha reafirmado.