miércoles, 26 enero 2022 18:36

El Gobierno Vasco cree que «sería bueno» mantener el teletrabajo para «sobrellevar el pico de la pandemia»

La vicelehendakari segunda y consejera de Trabajo, Idoia Mendia, ha afirmado que «sería bueno» mantener el teletrabajo cuando se posible para «sobrellevar el pico de la pandemia», aunque ha reconocido que, «a día de hoy», no tiene noticias de que se hayan producido «paradas económicas o paradas de producción por bajas».

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Mendia ha analizado el impacto de la sexta ola del coronavirus y ha defendido que el Gobierno central trabaja en el diseño de una estrategia para tratar la pandemia y el virus «de otra manera», con el objetivo de establecer entre todos un «nuevo protocolo de actuación y gestión».

Respecto a las bajas laborales que está provocando la covid-19, la vicelehendakari ha señalado que su Departamento no cuenta con una estadística de bajas, aunque sí conocen los datos ofrecidos por las mutuas privadas, que hay que analizar «con cierta prevención».

No obstante, ha valorado que el sector público cuenta con planes de contingencia y ha incidido, además, en que el actual pico de la ola no va a durar eternamente y será «coyuntural». «No parece que vaya a haber una suspensión de servicios esenciales como la alimentación o el transporte», ha valorado.

Respecto a la posibilidad de mantener el teletrabajo, ha recordado en que, en el sector privado depende mucho de la actividad económica que se desempeñe, aunque «sí sería bueno». «Hay trabajos que se pueden hacer en remoto, con escasa o puntual presencia en las oficinas, y eso puede ayudar a sobrellevar el pico de la pandemia», ha defendido.

Ante el hecho de que Osakidetza haya podido llamar a médicos jubilados para que trabajen durante la sexta ola de la pandemia, Idoia Mendia ha señalado que lo desconoce, pero ha incidido en que «la gestión del personal publico es siempre compleja y quizá se esté en un momento de escasez de personal».

Por otro lado, ha asegurado que las críticas realizadas al Gobierno Vasco desde la oposición respecto a la gestión de la pandemia «son legítimas», pero «no hay soluciones mágicas». «Los capitanes, a posteriori, sobran un poco en este país y lo que toca es arrimar el hombro», ha finalizado.