viernes, 21 enero 2022 23:35

El tío de Garzón y ‘Vicky’ Rosell, los candidatos de Podemos al CGPJ que frenan su renovación

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es una cuestión que lleva estancada más de tres años, las discrepancias entre los principales partidos políticos impiden que lleguen a un acuerdo en este asunto. Los vetos entre las formaciones siguen retrasando la ansiada de reforma y el rechazo a los candidatos de Unidas Podemos son uno de los motivos que han frenado la renovación de este órgano constitucional.

El Consejo lleva en funciones desde el año 2018, momento en que se debió llevar a cabo la reforma. Después de varios años y mucha polémica suscitada por la renovación, parece que se empieza a ver la luz y las dos principales formaciones políticas de España, PP y PSOE están cada vez más cerca de llegar a un acuerdo. Los más optimistas de la formación socialista opinan que ahora la reforma será inminente.

El Partido Popular ha tenido clara su postura desde el principio, por un lado quieren cambiar la forma en la que se eligen los vocales del consejo y que pasen a ser los jueces quienes voten a sus integrantes. Por otra parte, rechazan a cualquier aspirante que haya sido propuesto por Unidas Podemos y aquí hay varios perjudicados que integran la lista de la formación morada.

El principal escollo que minó las negociones para la renovación del CGPJ fue la intrusión de Unidas Podemos en la elección de los vocales del órgano constitucional. Uno de los candidatos a integrar esta lista es el tío de Alberto Garzón, Ignacio Espinosa. El tío del ministro de Consumo es uno de los favoritos para convertirse, contra todo pronóstico, en nuevo vocal del CGPJ a propuesta de Podemos. Espinosa ha sido presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja y actualmente es magistrado de la Sala de lo Social del mismo tribunal. Además, ofició la boda de su sobrino, Alberto Garzón, en el año 2017.

El candidato suena cada vez con fuerza para convertirse en uno de los aspirantes para formar parte de los veinte vocales de CGPJ, a pesar de estar vinculado a Unidas Podemos. Además, parece que Espinosa conseguirá superar los vetos del Partido Popular. Aunque esta no es la primera vez que el magistrado roza el puesto de vocal, ya que en la última renovación, en 2013, se quedó a las puertas de pasar al olimpo del derecho y convertirse en vocal del consejo. Ahora podría ser su momento y conseguir el ansiado puesto.

Si el partido dirigido por Pablo Casado ha vetado a los candidatos de Unidas Podemos para su posible elección como vocales de CGPJ, hay un nombre que han rechazado con especial ímpetu: Victoria Rosell. La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género es persona non grata para el PP con respecto a la renovación del consejo y todo acuerdo o medida que lleve su nombre es rechazada por la formación azul. Los populares incluyeron a Rosell en la lista de negra y parece difícil que pueda salir de ella, por lo menos para esta reforma.

La magistrada, según aparece en la descripción de su cuenta de Twitter, asegura: «no milito en ningún partido». Sin embargo, fue diputada de Unidas Podemos y persona de confianza del exlíder de la formación morada Pablo Iglesias y la ministra de Igualdad, Irene Montero. El caso de Rosell es una de las condiciones inamovibles, ya que el PP no pactará ni llegará a ningún acuerdo en los que se incluya su nombre y así se lo trasladaron desde el primer momento al PSOE.

LA RENOVACIÓN DEL CGPJ ESTÁ CADA VEZ MÁS CERCA

A pesar de los vetos a la lista de Unidas Podemos, el PP y el PSOE sí han conseguido acercar posturas y parece que la renovación del CGPJ está cada vez más cerca. Todo apunta a que ambos partidos están ultimando algunos flecos sueltos para, por fin, dar luz verde a la reforma. Aunque parece que la única vía que contempla Casado es la de renovar el Consejo General del Poder Judicial a cambio de que el PSOE acepte una reforma en la forma de selección de los vocales.

El sentir del PSOE es que está todo hecho en lo que se refiere al CGPJ. Consideran que la presión ha hecho que el PP ceda definitivamente a renovar un Consejo que lleva en funciones desde 2018. Las fechas que manejan, sin embargo, no están del todo claras. Lo que sí aseguran es que probablemente se anuncie este nuevo CGPJ para 2022. El principal escollo que minó las negociaciones entonces fue la intrusión de Podemos en la elección de vocales. Ahora parece que el PSOE ha encontrado el modo de esquivar ese veto.