miércoles, 19 enero 2022 00:19

Condenado a 6 años de prisión un hombre por agredir sexualmente a una mujer en el aseo de un pub de Oviedo

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha condenado a un procesado por agredir sexualmente a una mujer que se sentía indispuesta y había entrado a vomitar en el aseo de caballeros de un pub de Oviedo en la madrugada del 19 de junio de 2020. La sentencia no es firme y contra ella acabe recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

La Sala impone al procesado, por un delito de agresión sexual, seis años de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y la prohibición de aproximación a la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por la misma y de comunicarse con ella por cualquier medio, durante siete años.

La Sección Segunda, que impone al procesado el pago de las costas judiciales causadas, con inclusión de las devengadas por la acusación particular, acuerda además la sustitución de la ejecución del resto de la pena por la expulsión del penado del territorio español cuando acceda al tercer grado de tratamiento o se le conceda la libertad condicional, sin que pueda regresar a España en un plazo de seis años.

La Sala, como defendieron la Fiscalía y la acusación particular, considera probado que, sobre las 6-30 horas del día 19 de junio de 2020, el procesado (Ecuador, 1994) se dirigió a los aseos de caballeros de un pub de Oviedo, lugar donde se encontraba la víctima, quien había entrado al mismo para vomitar, ya que el servicio de mujeres estaba ocupado.

Al verla, le preguntó cómo estaba, respondiendo ella que se encontraba mal. Entonces, el procesado le dijo: «ven conmigo porque lo vamos a pasar bien». Ante la negativa de ella, que le decía que solo quería vomitar, que le dolía la barriga, el procesado reaccionó agarrándola con fuerza por la cadera, al tiempo que comenzó a desabrocharle el pantalón, metiéndole la mano por debajo de la ropa interior, haciendo caso omiso a los requerimientos de la mujer, quien le suplicaba llorando que parase.

El procesado consiguió introducirle dos dedos en la vagina y después empujarla con fuerza, haciendo que la mujer cayese sentada al suelo.

La víctima permaneció sentada en el suelo de los aseos hasta que fue encontrada, después del cierre del local, cuando sus responsables iban a recoger. La Policía la condujo al Hospital Universitario Central de Asturias.

Por resolución de la Delegación de Gobierno de 26 de julio de 2021 fue decretada la expulsión del procesado por tiempo de tres años. Por auto de 29 de julio de 2020 se impuso al procesado la prohibición de aproximarse a menos de 200 metros a la mujer.