martes, 18 enero 2022 14:34

La Pizarra Negra, una alternativa para visitar la arquitectura negra de Guadalajara

La arquitectura negra de Guadalajara, ubicada dentro de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, debe su nombre a los materiales utilizados en sus construcciones. Sus pueblos están llenos de casas y templos levantados con lajas de pizarra y piedra oscura, muy comunes en la topografía de esta región del país.

Este es el denominador común de varias comunidades de esa zona, por lo que son conocidas como pueblos negros. Descubrirlos es toda una aventura al tratarse de un atractivo único en España. Son villas que no superan los 200 habitantes cada una.

La mejor manera de conocer los pueblos negros de Guadalajara

Para establecer un itinerario adecuado de los recorridos es necesario definir un punto de encuentro. Este debe estar ubicado en un lugar equidistante para acceder fácilmente a todas las rutas. En la zona hay muchos sitios de interés (casas, palacios ducales, monasterios, sierras, etc.), por lo que hay que optimizar el uso del tiempo disponible.

Una de las mejores opciones es la de arrendar por días una vivienda, como La Pizarra Negra. Se trata de un alojamiento rural en pleno corazón de la comarca con un aforo de 12 a 15 personas. La casa rural está ubicada en el noroeste de la provincia, desde donde se tiene fácil acceso a todo el circuito de arquitectura negra.

Se trata de un lugar ideal para compartir en familia o con amigos unos días para desconectar de la rutina diaria y el estrés de la ciudad. Las instalaciones disponen de 6 habitaciones, cocina completa, salón y comedor con chimenea. En el exterior dispone de una parcela de 900 metros cuadrados que dan cabida a una terraza, piscina, una barbacoa y aparcamiento privado.

La casa está situada en un parque natural

La casa de La Pizarra Negra está ubicada en el epicentro de un parque natural que, además, es Zona Especialmente Protegida. La hidrografía y vegetación de la región han formado paisajes insuperables que se enmarcan en la Sierra Norte de Guadalajara y de formas muy singulares. Se trata de uno de los enclaves naturales referentes en el interior de la Península Ibérica.

Este alojamiento está abierto durante todo el año y abrió sus puertas en abril del 2001. Las personas interesadas tienen la opción de reservar su estadía a través de la página web, tras consultar la disponibilidad de la misma. Los usuarios no tienen que llevar nada, ya que la propiedad está equipada con todo tipo de electrodomésticos.

Conocer los Pueblos Negros de Guadalajara es una oportunidad de conectarse con parte de la historia de España. Se trata de una zona no muy conocida pero igual de interesante a otros espacios más difundidos. Su origen árabe y su pasado lleno de aventuras bélicas le han dado un carácter especial a esta región y ha moldeado muchas de sus edificaciones. No solo es una manera de desconectar, sino también una experiencia pedagógica incomparable.