viernes, 28 enero 2022 17:43

Teodoro organizó en un hotel un ‘retiro espiritual’ con 25 populares para levantar la imagen de Casado

Era 9 de diciembre. No hacía tanto frío como debería, pero el invierno había llegado a las expectativas electorales del PP desde hacía semanas. Para buscar una solución, el de siempre tomó las riendas de la formación y organizó un «retiro espiritual» en el hotel Santo Mauro, en la calle Zurbano de la capital. A ese retiro solo acudieron 25 dirigentes del Partido Popular. Los «elegidos» de Teodoro García Egea, secretario general del PP.  Y tres semanas después del retiro espiritual, el PP ha escenificado la reconciliación entre Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Teodoro debió verse una buena dosis de series norteamericanas para tomar la decisión de organizar este «retiro espiritual» con los 25 apóstoles de Casado. Algunos dicen que se motivó con la miniserie Nine Perfect Strangers y otros que directamente se inspiró de de los empresarios más innovadores. Pero lo cierto es que el hotel Santo Mauro acogió el pasado 9 de diciembre a 25 dirigentes del Partido Popular que tenían como misión salvar a Casado de un deterioro político que no cesa desde que hizo con las riendas del partido. Y lo mejor de todo es que estuvieron «encerrados» en estas instalaciones desde las 9.00 de la mañana hasta las 21.00 horas. Doce horas de debate que concluyeron con la idea de que había que enterrar el hacha de guerra con la presidenta autonómica.

el hotel Santo Mauro acogió el pasado 9 de diciembre a 25 dirigentes del Partido Popular que tenían como misión salvar a Casado

Entre los ilustres asistentes, los conocidos como los apóstoles de Casado, estaban Cuca Gamarra, Juan Costa, Alberto Casero, Ana Beltrán, Antonio González Terol, Elvira Rodríguez, Daniel Portero, Pablo Montesinos, la exministra Dolors Montserrat, Edurne Uriarte, Diego José Gago y, cómo no, el propio Teodoro. Los «elegidos» de Teodoro debatieron durante todo el día en un claro brainstorming la mejor forma de salvar a un líder cuya capacidad para levantar el partido esta cuestionada. Al menos lo ha estado hasta ahora.

Llama la atención más algunas de las ausencias que los que acudieron al hotel. Al menos deja claro en quién confía Teodoro García Egea y a quién considera aún fiel a Casado. Por supuesto, de la Comunidad de Madrid no hubo invitados ilustres. Los apóstoles son todos de otro corte político. Entre los más conocidos y los que más aportaron a la reunión están González Terol, Dolors Montserrat y Ana Beltrán. Aunque todos parecieron tener claro desde el principio que intentar ahogar el ala «aguirrista» del PP estaba hundiendo aún más a un Casado que solo ha sido capaz de crecer gracias a Ayuso.

Fueron 12 horas relajadas, cuentan las fuentes del PP. Comidas, bebidas y mucho debate político. La conclusión la hemos podido ver este pasado 10 de enero cuando el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, escenificaron de forma algo torpe que ya no estarían más tiempo enfrentados. Entre otros temas, además de el escenificar el fin del choque interno entre Ayuso y Casado, se habló de dejarle a la presidenta autonómica vía libre para hacerse con el PP de Madrid, razón por la que están enfrentados aún el propio presidente del partido y la líder de la comunidad de la capital.

Ana Beltrán
 

El videoclip que hemos visto en un desayuno informativo con Teodoro y Ayuso de la mano fue fruto del retiro espiritual de Teodoro. Todos, sin excepción, dejaron claro que dado el liderazgo «estéril» de Pablo Casado, la única forma de levantar el partido era poniendo fin al conflicto entre el presidente popular y Ayuso y escenificando, a su vez, un apoyo explícito de la presidenta autonómica al propio dirigente del PP. Con todo esto sobre la mesa, solo quedaría esperar a ver cómo las encuestas reflejan un ascenso en la intención de voto hacia el Partido Popular.

Algunos, los que no obtuvieron la invitación para el retiro espiritual de Teodoro, han lanzado en Whatsapp algunas mofas sobre este retiro espiritual. Otros directamente lo ven como un simple minicongreso que buscaba levantar la imagen del partido. Pero lo cierto es que los ejercicios espirituales organizados por Teodoro han tenido sus frutos, pues parece que Ayuso tiene vía libre para hacerse con el PP de Madrid a cambio de que arrope activamente a Casado en los próximos meses.

Sea como sea, el partido ha llevado con mucha discreción esta reunión en este hotel madrileño porque no querían dar parte a los medios de comunicación ni querían los objetivos de La Sexta clavados en las decisiones que tomaban. Se reunieron durante todo el día. Un jueves inesperado en el que no tenía por qué haber sospechas. Sin embargo, las ausencias notables en este congreso han generado cierta tensión en el partido. Si Teodoro no quería tu opinión para salvar a Casado, es que no considera que seas leal a Génova. Y esto podría conllevar otras decisiones futuras, como que un Casado presidente del Gobierno no cuente contigo para importantes empresas.