sábado, 22 enero 2022 02:41

Resultados de una regulación estricta: cómo sobrevive el juego online

La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), dependiente del Ministerio de Consumo, acaba de publicar su último informe, que corresponde a los meses de julio, agosto y septiembre del año 2021.

Lo cierto es que los resultados de este informe no sorprenden a quienes hayan estado al tanto del primer y segundo informes del año 2021, pues la trayectoria es clara: un desplome notorio en casi todos los indicadores.

El tercer informe trimestral de 2021 concluye que el sector del juego online ha movido un total de 6368 millones de euros, que puede parecer una cifra muy elevada, pero que supone una caída del 3 % respecto al trimestre anterior —que fue de 6567 millones de euros—.

Este nuevo informe refleja asimismo el impacto de las nuevas normativas en materia de publicidad de juegos de azar, que se han materializado en forma de importantes recortes en la inversión en publicidad y patrocinios.

Depósitos y retiros de menor cuantía

Los depósitos y retiros en los casinos online fiables de España han caído, de forma suave, pero del todo contundente. Respecto al trimestre anterior de 2021, los depósitos habrían disminuido un 5,55 %, mientras que los retiros serían un 5,56 % menores.

Asimismo, la media mensual de cuentas nuevas fue de 173.224 usuarios, cifra que supone una caída de casi el 26 % respecto al segundo trimestre y del 47,55 % en comparación con el año pasado.

Estos desplomes bien podrían estar causados por la menor inversión en publicidad —de la que hablaremos más adelante—, pero también podrían deberse a la crisis económica que viene amenazando —y dando zarpazos en distintos sectores— desde hace ya un par de años.

Slots & bingo, en números verdes

En el sector de casino, observamos un crecimiento del 22,64 % respecto al año pasado, y aumenta —muy poco: casi se mantiene— un 0,48 % en comparación con el segundo trimestre de este año.

Las slots son las principales responsables de este aumento, con un 30,72 % de crecimiento anual, aunque la ruleta en vivo tampoco se queda atrás, con un 22,28 %. Valorando las variaciones trimestrales, vemos una crecida del 7,5 % para las tragaperras y una caída del 9,45 % para la ruleta en vivo.

Aunque el bingo experimenta una disminución del 9,72 % respecto al mismo trimestre del 2020, aumenta un 7,59 % si lo comparamos con el anterior informe de 2021, correspondiente al segundo trimestre del año.

Los concursos se hunden

Los concursos han salido muy mal parados en este tercer informe de 2021, pues este trimestre se marcan una caída del 91 % por su tasa de variación anual y del 79,51 % por la trimestral.

No obstante, los concursos son un sector bastante impredecible, pues vienen mostrando variaciones enormes intertrimestrales desde hace años —con tasas de variación anual del -85,02 % en 2018, 128,23 % en 2019 o 58,38 % en 2020—.

Menos apuestas deportivas que en 2020

Las apuestas online ingresan 59,16 millones de euros —un 32,38 % del total—, pero presentan una tasa de decrecimiento del 28,61 % respecto al mismo periodo del año 2020 y del 35,67 % respecto al trimestre anterior de 2021.

Las apuestas deportivas de contrapartida convencionales caen un 57,5 % y las de contrapartida en directo caen, aunque un poco menos: un 20,43 % respecto al trimestre anterior.

El póker también acusa pérdidas

El póker también cae en el tercer trimestre de 2021, concretamente un 3,74 % respecto al trimestre anterior y un 14,72 % si lo comparamos con el tercer trimestre de 2020.

La variante de póker más afectada serían los torneos, con una tasa de variación del 11,62 % trimestral y una caída anual del 23,27 %. El póker cash, por su parte, sube un 14,91 % respecto al segundo trimestre de 2021 y un 6,98 % si lo comparamos con el tercer trimestre del año anterior.

Mínima inversión en publicidad

No podía ser de otro modo, los tres informes publicados por la DGOJ —incluyendo el último, de diciembre— coinciden en reflejar una caída en la inversión publicitaria.

En el primer trimestre, el gasto fue de 148,37 millones de euros, lo cual ya representaba una disminución, si comparamos la cifra con la del trimestre anterior. La inversión continuó bajando en el segundo trimestre, con una caída comparativa superior al 13 % y un gasto total de 128,41 millones de euros.

Si desglosamos los gastos, las promociones acaparan 43,25 millones de euros; la publicidad, 36,15 millones, la afiliación, 8,66 millones, y el patrocinio, 1,6 millones. En el tercer trimestre, la bajada es del 28,76 % y la inversión total ha sido de 89,95 millones de euros. La variación anual disminuye en un 41,26 %.

Esta curva, que desciende en picado, debe atribuirse a la adecuación de las empresas de apuestas a las actualizaciones en la normativa de apuestas, que implica restricciones importantes a la publicidad y al uso de marcas.

¿Qué pasará en el cuarto trimestre?

No podemos saber qué pasará en el futuro, pero, si consideramos las cifras de los tres informes disponibles para el año 2021, cabe esperar que el cuarto trimestre del año no vaya a ser mucho más halagüeño.

Es probable que el año 2021 se cierre con poca variación respecto a lo que estamos viendo, pero las tornas podrían cambiar en el año 2022. La inclusión de nuevos casinos con licencia en el mercado español podría animar un poco el cotarro.

Ahora, lo que sí que podría revolucionar el sector de las apuestas deportivas —aun sin publicidad, porque no la necesita— en 2022 es la Copa Mundial de Fútbol, que se celebrará en Qatar en noviembre y diciembre de 2022.

Ya hay otros sectores económicos que están reactivando la economía, ¿será también el caso del juego y las apuestas online? ¡Tendremos que esperar para saberlo!