martes, 25 enero 2022 18:59

Maroto destaca Pingüinos como «el inicio de un año de reactivación del turismo»

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha reconocido este sábado en la 40º Concentración Motera de Pingüinos, que aunque todavía se está «combatiendo» la pandemia, «este tipo de eventos se pueden celebrar».

Maroto, que ha visitado Valladolid un año más con motivo de la concentración motera invernal, ha manifestado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que este año el evento es «muy especial», entre otras cosas, porque es el primero desde la pandemia que se puede «celebrar en condiciones».

De igual forma, Maroto ha reiterado que esta concentración es un evento «muy importante» para la ciudad de Valladolid y es el «inicio de un año 2022 en el que la reactivación del turismo y la palanca que supone productos como Pingüinos para Valladolid y España sea un mecanismo para la recuperación de la economía y el empleo».

En este sentido, la ministra ha expresado la necesidad de «construir un turismo de calidad» con eventos de este tipo, y ha reiterado también su confianza en Fitur como manera de dar a conocer el producto de Castilla y León. Asimismo, ha calificado el 2022 como un año de «esperanza, ilusión y, sobre todo, para reforzar el sector turístico, que tan importante es» y que «por fin el año 2022 se consolide esta recuperación»

Después de la dificultad del año pasado para celebrar el evento en condiciones, la ministra ha asegurado que el ánimo es «muy importante; concentrar a la gente y darles esperanza de que se va a superar la pandemia».

La ministra ha agradecido a la organización y al Ayuntamiento por permitir la concentración y ha animado a los visitantes a disfrutar «con seguridad» y que el próximo año 2023 se pueda repetir, ya que la concentración es «pionera y está a la vanguardia de lo que se espera, que es mejorar la calidad del modelo turístico», reforzando todo tipo de producto y, sin duda, las experiencias que ofrece Valladolid, que son «únicas».

Preguntada por su afición a las motos, la ministra ha asegurado que «no es necesario ser motero para estar en Pingüinos», sino que basta con el gusto por «el motor y la unidad que representa», dado que es una manera de «recordar a los que ya no están». De esta manera, ha concluido que «Pingüinos es más que una concentración de motos, es fraternidad y disfrutar de productos de la tierra».