viernes, 19 agosto 2022 10:11

Andalucía vacuna 5.072 migrantes de asentamientos en Almería y Huelva

El Gobierno andaluz ha vacunado a 5.072 migrantes sin residencia regularizada que se encuentran en los asentamientos de Almería y Huelva, cifra que representa un 15,45% del total de 32.812 personas que cuentan con tarjeta sanitaria en ambas provincias y que aun sin residencia legal figuran en la Base de Datos de Usuarios de Andalucía del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

La información, relativa a julio de 2021, la facilita el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en una respuesta a una pregunta escrita de la parlamentaria no adscrita María Isabel Moral, según se ha publicado la pasada semana en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA).

De esos 32.812 migrantes con tarjeta sanitaria, 28.580 se encuentran en Almería y 4.232 están en Huelva, según los datos facilitados por Salud.

Aguirre da cuenta en su respuesta de que “el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) dispone de un procedimiento por el que se reconoce el derecho a la cobertura sanitaria pública a las personas extranjeras con residencia efectiva en Andalucía, aunque no tengan la residencia legal”, así como explica que la asistencia sanitaria en España se regula en el Real Decreto-ley 16/2012 y el Real Decreto Ley 7/2018 sobre acceso universal al Sistema Nacional de Salud.

Normativa que establece, recuerda el consejero de Salud, “el derecho a la cobertura sanitaria pública a todas las personas extranjeras que residen en el país, aunque esta residencia no esté autorizada”, en caso de que no tengan que acreditar que reciben cobertura sanitaria “exportando el derecho de otro país de la Unión Europea o por convenio bilaterales o porque haya terceros obligados al pago”.

El consejero de Salud apunta que el proceso de vacunación se ha hecho “en colaboración con las ong que trabajan sobre el terreno” y que el protocolo de vacunación se ha hecho con la vacuna Janssen.

En el acto de la vacunación se ha dado de alta en la Base de Datos de Usuarios “a todas las personas que previamente no estaban ya registrados por el procedimiento habitual o se han actualizado los datos registrados”, asimismo, “se le ha registrado la vacunación”, ha trasladado Aguirre.

“También en colaboración con las ONG se ha facilitado el que aquellas personas que por diversas circunstancias no pudieron vacunarse o regularizar su documentación sanitaria en los días establecidos, pudieran hacerlo posteriormente”, ha puesto de manifiesto el consejero de Salud.

La vacunación en Huelva se ha hecho en cuatro asentamientos en los municipios de Palos de la Frontera, Moguer, Lucena del Puerto y Lepe, mientras que en Almería se han afrontado en 18 puntos.

Aguirre relata que el procedimiento para la inclusión de la población migrante sin residencia regular arranca con la solicitud de los interesados en los Centros de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para su inclusión en la Base de Datos de Usuarios de Andalucía (BDU), la emisión de tarjeta, y la asignación de centro de atención primaria y de equipo de medicina de familia o pediatría y enfermería.

Al migrante interesado en recibir atención sanitaria se le reclama el certificado o volante de empadronamiento en Andalucía con antelación de tres meses, aunque en el caso de que no pueda acreditar su residencia por carecer de domicilio, se le ofrece la posibilidad de alegar la residencia efectiva con otro tipo de documentación oficial como “carta de viaje expedida por el consulado, inscripciones en colegios, o registros de visitas a servicios sociales”.

El consejero de Salud ha señalado que los profesionales de Atención Primaria, donde ha incluido a médicos de familia, enfermeros y trabajadores sociales, para “dar una atención integral e intersectorial a las personas migrantes que padecen enfermedades crónicas y graves”, de la mano de los Servicios Sociales municipales, “se ocupan de normalizar la asistencia sanitaria de estas personas, vivan donde vivan, y de que tengan cubiertas sus necesidades básicas”.

Aguirre da cuenta igualmente que el Gobierno andaluz “localiza a personas y a sus entornos relacionales para el seguimiento y control de los tratamientos, y atienden todas aquellas situaciones que permiten mejorar la salud de esta población”.