viernes, 19 agosto 2022 09:08

Lanzan una nueva campaña para localizar a 12 fugitivos británicos, buscados en la Costa del Sol

Las autoridades españolas y británicas han lanzado este miércoles una nueva campaña para localizar y llevar ante la justicia a 12 de los fugitivos más buscados del Reino Unido que pueden ocultarse en España, principalmente en zonas de la Costa del Sol de Málaga. En la lista figuran desde prófugos por asesinato a tráfico de drogas a gran escala o suministro de armas de fuego y munición.

El secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Rafael Pérez, ha destacado la importancia de la colaboración ciudadana en una rueda de prensa junto a la consejera de la Embajada británica en España, Sarah Cowley, el director general de Operaciones de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés) británica, Steve Rodhouse, y el consejero delegado de la ONG Crimestoppers, Mark Hallas.

El responsable de la NCA británica ha señalado que la elección de la Costa del Sol puede deberse a que es una zona que “resulta familiar” a este tipo de fugitivos debido a la comunidad de expatriados británicos que se concentra en este punto de la geografía española. “Se sienten cómodos mezclándose con esta comunidad de británicos”, ha apuntado Steve Rodhouse, que también ha alertado de la posibilidad de que sigan delinquiendo una vez instalados en España.

El ‘número dos’ del Ministerio del Interior ha reconocido que el factor de concentración en la Costa del Sol es algo que se contempla en los planes de seguridad como el del Campo de Gibraltar. En este sentido, ha dicho que “en breve” se aprobará una nueva dotación para 2022 y 2023 de este plan de diez millones de euros, y que ya se extiende a la Costa del Sol, con vistas a “reforzar la presencia del Estado y el papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

COLABORACIÓN CIUDADANA A TRAVÉS DE CRIMESTOPPERS

Se cree que todos los individuos que aparecen en la campaña tienen algún vínculo en la España peninsular o en las Islas Canarias, un país que recibe –sin contar los últimos meses de pandemia– a unos 18 millones de turistas británicos al año.

Por este motivo se insta a las personas que tengan cualquier información relacionada con estos fugitivos a que llamen a CrimeStoppers de forma anónima a través del teléfono gratuito 900 926 111, donde cuentan con la posibilidad de ser atendidos en español.

En las once ediciones de la campaña Most Wanted (los más buscados) se ha conseguido detener hasta ahora a 86 fugitivos. “Esta campaña es solo un ejemplo de la exitosa cooperación que existe entre las fuerzas del orden británicas y españolas”, han asegurado desde la Embajada británica, que ha agradecido la colaboración de la Policía Nacional y la Guardia Civil. PERFILES DE LOS 12 FUGITIVOS

Entre los más buscados se encuentra Nana Oppong, de 41 años. La policía de Essex busca a Oppong por disparar desde un coche en marcha y matar a Robert Powell, de 50 años, que recibió ocho disparos de un revólver de 9mm el 13 de junio de 2020. Presuntamente, la víctima y Oppong eran de facciones criminales rivales.

También se busca a Jack Mayle, de 30 años y que tiene un gran número de tatuajes, por sospecha de suministro de la droga de clase A MDMA y otros estupefacientes. Mayle es sospechoso de dirigir una red de drogas en el sur de Londres y de trabajar presuntamente con un proveedor de drogas de la “web oscura”.

En el momento de la fuga, Mayle, que es de Croydon, en el sur de Londres, tenía el cuello tatuado, otro tatuaje de un diamante debajo del ojo izquierdo y la palabra “Croydon” tatuada en la parte exterior de su antebrazo izquierdo. Es posible que haya intentado cambiar su aspecto y se sabe que suele ir armado.

En esta campaña también aparece Callum Halpin, de 27 años, al que busca la policía de Greater Manchester por el asesinato del traficante Luke Graham, de 31, y el intento de asesinato de Anton Verigotta.

Graham, que tenía dos hijos, fue objeto de una emboscada y asesinado a tiros en una guerra territorial de narcotráfico que tuvo lugar en junio de 2018, a plena luz del día en una calle de Ashton-under-Lyne, mientras unos niños jugaban en las proximidades. En julio de 2019, cinco hombres fueron encarcelados por la ejecución.

Además, la policía del sur de Gales busca a dos hombres de Cardiff por delitos relacionados con drogas de clase A organizados presuntamente a través de la plataforma de comunicación encriptada EncroChat.

A Asim Naveed, de complexión musculosa, 29 años y 1,88 metros, se le acusa de desempeñar un papel principal en un grupo de crimen organizado que introdujo y traficó con 46 kilos de cocaína en Gales entre febrero y junio de 2020, cuyo valor ascendió a cerca de los 8 millones de libras.

A Calvin Parris, de 32 años y que tiene los dientes de arriba de oro, se le acusa de ser cliente del GCO de Naveed y de vender cocaína en Cardiff.

Por otra parte, la NCA y la policía escocesa buscan al escocés James Stevenson, de 56 años, por la captura de aproximadamente una tonelada de cocaína y de 28 millones de pastillas de Etizolam, llamado el ‘valium de la calle’. La cocaína fue decomisada en el puerto de Dover en septiembre de 2020, mientras que las pastillas se localizaron tras una redada en una supuesta fábrica de pastillas en Kent en junio de 2020.

A Stevenson, de constitución corpulenta y con una cicatriz en el lado izquierdo de la cara, también se le busca por dos supuestos incendios provocados en las zonas de Lanarkshire y Forth Valley en mayo de 2020.

Además de llamar por teléfono, hay la posibilidad de rellenar un formulario en la dirección crimestoppers-uk.org/fugitives, en la que también se han colgado los perfiles de los fugitivos.