jueves, 11 agosto 2022 07:08

Elegir entre una hipoteca fija o variable, por DeHipotecas

Para buscar financiación y afrontar la compra de una propiedad, existen dos tipos de posibilidades diferenciadas por el tipo de interés que conllevan: hipoteca fija o variable. Una opción no es mejor que la otra, sino que su uso depende de cada caso en particular.

La mejor forma de elegir una hipoteca es a través del asesoramiento de una firma como DeHipotecas, que se especializa en la gestión de préstamos y en soluciones de financiación para compras de viviendas.

Hipotecas fijas y variables

Antes de elegir entre una hipoteca fija o variable, resulta conveniente conocer las características básicas de cada una. Con una hipoteca fija se paga siempre la misma cantidad de dinero en cada cuota del préstamo. No existe dependencia de ningún índice de referencia y tampoco importan las posibles fluctuaciones del mercado financiero. Aunque suelen tener cuotas más caras, estas son las más buscadas, ya que garantizan mayor seguridad ante situaciones de incertidumbre económica. Las cuotas en una hipoteca fija están a salvo de cualquier subida inesperada del tipo de interés. De todas maneras, hay quienes toman una posición más osada y optan por las hipotecas variables.

Este tipo de préstamo depende de un tipo de interés compuesto por un diferencial fijo sumado a un índice de referencia que suele ser el Euríbor. Los importes a pagar por cada cuota suben y bajan en relación con las variaciones de este índice de referencia. A lo largo de los últimos años, las hipotecas variables han ido ganando espacio en el mercado porque en la actualidad el Euríbor se encuentra cerca de sus mínimos históricos. Por lo tanto, quienes optaron por una hipoteca variable, por ahora, se ven beneficiados por las rebajas en las cuotas mensuales.

¿Cómo elegir la mejor hipoteca?

De todas formas, según información del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), más de la mitad de las operaciones son del tipo fijo. Esto se debe a que no son pocos los expertos y analistas del mercado que consideran que la baja en el Euríbor es circunstancial. En algún momento, el índice se recuperará y, con él, lo harán los importes de las cuotas.

Según consideran los expertos de DeHipotecas, la hipoteca perfecta no existe. La elección de la hipoteca fija o variable se debe hacer considerando las particularidades de cada caso. Entre los factores que hay que analizar, se encuentran el nivel de ingresos actuales y de los próximos años y la capacidad de una persona o familia para asumir riesgos económicos. Es fundamental también sopesar los plazos de amortización y los intereses de las opciones que están disponibles.

En conclusión, no existe una mejor solución aplicable de forma universal, sino que, a la hora de buscar una hipoteca fija o variable, lo más recomendable es recurrir al asesoramiento de expertos como los que forman el equipo de DeHipotecas, lo que posibilitará encontrar la financiación óptima para cada caso en particular.