jueves, 26 mayo 2022 16:41

La letra pequeña del bono joven: solo se darán al 1% de los alquileres de las grandes ciudades

A bombo y platillo el Gobierno de España anunció en el último Consejo de Ministros que se iban a dar a los jóvenes ayudas para costear el alquiler. El Gobierno explicó que la ayuda mensual sería de 250 euros y que beneficiaría a los menores de entre 18 y 35 años de edad. Sin embargo, no todos los arrendatarios comprendidos entre estas edades podrán optar a las ayudas gubernamentales ya que hay mucha letra pequeña que excluye de los bonos a infinidad de jóvenes arrendatarios. La primera es que los inquilinos no deben ganar más de 24.318 anuales, un sueldo por debajo de la media salarial en España que cribará a cientos de miles de jóvenes que quisieran pedir esta ayuda. Pero la verdadera letra excluyente de estos bonos es que no se podrán solicitar si el alquiler supera los 600 euros mensuales aunque podría ampliarse hasta los 900 euros si las Comunidades Autónomas así quisieran. De este modo, la pelota pasa a los Gobiernos regionales que deben decidir si ampliar o no y en qué condiciones. No obstante, estos techos para solicitar los bonos perjudican gravemente a las grandes ciudades donde es difícil encontrar una casa en renta por ese precio.

En ciudades como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca es prácticamente imposible encontrar un alquiler mensual por menos de 600 euros. Según el portal inmobiliario Fotocasa, en la capital sólo el 1,43% de toda la oferta de arrendamiento actual se sitúa por debajo de los 600 euros mensuales. Sin embargo, la situación podría ser peor y es que en Barcelona, tan solo un 0,95% de la oferta actual no sobrepasa los 600 euros de renta mensual. También en Palma de Mallorca se hace prácticamente imposible encontrar alquileres a ese precio ya que solo el 1,02% de los pisos en alquiler está por debajo de los límites fijados por el Gobierno.

Estos requisitos tan excluyentes han sido denunciados por representantes del sector inmobiliario. «El Gobierno hace un cálculo estimatorio de que este bono beneficiará a unos 70.000 jóvenes, una cifra totalmente insuficiente, teniendo en cuenta que en España tenemos más de 7 millones menores de 35, y que más de la mitad demandan un alquiler como primera opción de vivienda para poder emanciparse. Esta ayuda tiene buenas intenciones, al poner el foco en el problema más importante al que se enfrentan los jóvenes, pero es necesario que lleguen sobre todo a los jóvenes que viven en las zonas más tensionadas de nuestro país. Por ello sería conveniente ampliar el límite de los 900€ de renta», explica la directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, María Matos, a MONCLOA.com

LOS BONOS Y EL PRECIO DEL ALQUILER

Y es que además de olvidarse de los arrendatarios jóvenes de las grandes ciudades, estos bonos acarrean consigo un problema de inflación en los precios del alquiler. La propia delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, aseguraba que estas «esperancitas» no funcionaron y que fueron absorbidas por el propio precio de la vivienda». No obstante, a día de hoy, su propia formación política rescata y celebra esta medida que trata de ayudar a miles de jóvenes a pagar el alquiler.

También expertos del sector alertan de este incremento de precios que podrían provocar estos bonos de ayuda al alquiler. «Si bien es cierto que esta medida ayudará a miles de jóvenes a acceder a una vivienda de alquiler, no podemos obviar el más que previsible y ciertamente inevitable efecto que tendrá sobre el nivel de precios actual. A día de hoy, existe un consenso entre los expertos del sector que apunta a que el bono joven se trasladará directamente a las rentas, pues es algo que ya ha sucedido antes”, advierte el director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com, Ferrán Font. El directivo también hace referencia al último informe del Banco de España para señalar que, “en un mercado inmobiliario como el español, con una oferta rígida y poca posibilidad de crecer, subvenciones finalistas como el bono joven acaban trasladándose y afectando a los precios irremediablemente”.

A pesar de sus contraindicaciones y los criterios excluyentes, el Gobierno de España ha decidido dar luz verde a esta medida que ya han implantado otros Ejecutivos precedentemente. Para ello, el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez ha incluido una dotación presupuestaria de 200 millones de euros para este cometido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2022. El objetivo del Gobierno es facilitar el acceso a la vivienda de los más jóvenes e impulsar su emancipación. Eso sí, en casas de menos de 600 euros y solo si cobras poco.